Dos pandilleros confesos de la MS-13 ponen contra la pared a exsocio en corte de Nueva York

Ventilan en juicio los secretos de la Mara Salvatrucha y sus integrantes
Dos pandilleros confesos de la MS-13 ponen contra la pared a exsocio en corte de Nueva York
Erradicar a la pandilla MS-13 está entre las prioridades de Trump.
Foto: (Archivo / EFE)

NUEVA YORK – Germán Cruz, un pandillero de la Mara Salvatrucha o MS-13 que coopera con las autoridades en el caso contra José Suárez, en Long Island, se había declarado culpable de asesinar a otro miembro por tener una relación gay y ser informante, lo que representa violaciones al código de la organización criminal.

Cruz, de 21 años y residente en Brentwood, además de declararse culpable de ese crimen reportado en junio de 2016, también asumió culpabilidad en un ataque contra un tío y su sobrino, reportó Newsday esta semana.

Lo anterior fue parte de la información que se ventiló en una corte de Central Islip en relación con el caso que se sigue contra Suárez, quien enfrenta acusaciones por la referida agresión y por el asesinato de un rival de Barrio 18.

Aparte de los delitos mencionados, el testigo cooperante contó cómo se robaba dinero y celulares de clientes borrachos en bares, así como su participación en la venta de pequeñas cantidades cocaína y “crack”, a un costo de $10 y $20 dólares, para beneficio de la clica.

El segundo mara que ahora testifica contra Suárez es Walter López, quien se declaró culpable de dos asesinatos mientras militaba en la pandilla: el del narco José Vallejo en el 2012, en Hempstead; y el de Douglas Martínez, ese mismo año, en Brentwood.

López, de 30 años y también de Brentwood, dijo que la meta de la MS-13 “era tener control de todas las calles en el mundo…matando ‘chavalas’ mediante la imposición de respeto”.

El testigo mencionó que uno de los líderes más fuertes de la Mara Salvatrucha en El Salvador, nombrado “El Mafioso”, fue traído a EEUU para dirigir la clica de Central Islip y hacerla crecer.