Las curvas de Bebe Rexha son cien por cien naturales… o eso dice ella

Su voluptuosa retaguardia se ha convertido en tema de debate...

Desde que su carrera terminara de despegar gracias a sencillos como ‘Say My Name’ o ‘I’m A Mess’, la cantante Bebe Rexha se ha enfrentado a un escrutinio muy similar al que soportó en su día Kim Kardashian debido a sus curvas y, en concreto, su voluptuoso trasero, que es celebrado y criticado a partes iguales por aquéllos que no consideran que pueda ser obra de la madre naturaleza.

View this post on Instagram

If Marilyn Monroe was a little more gangster.

A post shared by Bebe Rexha (@beberexha) on

La estrella de la música, que sostiene que jamás se ha retocado ninguna parte de su anatomía, trata de tomarse esos rumores con el mayor sentido del humor posible, en parte porque le resulta irónico que ahora consideren su figura demasiado ‘perfecta’ para ser ‘real’ cuando en los inicios de su carrera le insistían precisamente para que perdiera peso.

A mí me resulta gracioso. Uno de mis amigos es estilista y trabaja con gente que forma parte de esta misma industria. Me cuenta que muchas veces escucha comentarios de mi trasero de gente que no sabe que me conoce y que dice que es falso. Y siempre le toca responder: ‘Conozco a esa chica de toda la vida y os aseguro que su cul* es de todo menos falso’. Jamás me he puesto infiltraciones, ni tampoco me he operado la nariz, por cierto”, explica en una entrevista a la revista Shape, cuya portada protagoniza este mes.

View this post on Instagram

Honored to be on the cover of @healthmagazine! Health is not just about working on physical self, it’s about taking care of your mental self. Inside and out ❤️ link in my story

A post shared by Bebe Rexha (@beberexha) on

En su momento, la artista cometió el error de permitir que la presión le pasara factura y la llevara a intentar adelgazar a toda costa: “Siempre tenía frío, no comía nunca… y me quedé sin cu*o”, recuerda. Esa es la razón de que ahora no permita que nada ni nadie le haga dudar de sí misma y, de hecho, antes de su posado para la mencionada publicación mantuvo su dieta habitual cenando comida tailandesa o pollo a la parmesana.

“Veo a otras estrellas del pop que sí están muy delgadas, y la cuestión es que yo también podría estarlo, lo he conseguido antes. Llegué a pesar 54 kilos, y era totalmente miserable. A veces todavía miro esas fotos y pienso: ‘Dios mío, qué delgada estaba…’. Pero no querría volver a aquella época”, concluye.

View this post on Instagram

🖤 Caption this please. 🖤

A post shared by Bebe Rexha (@beberexha) on