Policía de Chicago arrestado, acusado de contacto físico inapropiado con 3 mujeres

Los fiscales dijeron que durante cada incidente, el acusado llevaba uniforme de Policía y conducía un vehículo policial

Policía de Chicago arrestado, acusado de contacto físico inapropiado con 3 mujeres
Corey Deanes de 47 años está acusado de hacer "contacto físico inapropiado" con tres mujeres en tres ocasiones separadas entre el 28 de agosto de 2017 y el 13 de julio de 2018.
Foto: CPD

CHICAGO – Un oficial de Policía de Chicago fue arrestado por presuntamente tocar a tres mujeres sin su consentimiento mientras estaba de servicio.

El oficial Corey Deanes de 47 años está acusado de hacer “contacto físico inapropiado” con tres mujeres en tres ocasiones separadas entre el 28 de agosto de 2017 y el 13 de julio de 2018.

Deanes fue arrestado el martes, luego de que fue identificado por las tres víctimas, dijo la Policía.

Fue acusado de un cargo de agresión agravada por delitos graves en un lugar público, tres cargos por mala conducta oficial y dos cargos de agresión menor.

La fianza se fijó en $ 200,000 durante una audiencia el miércoles en el juzgado de lo criminal de Leighton. El hombre fue relevado de sus poderes policiales en el verano de 2018 después de la tercera acusación en su contra.

Las víctimas reportaron comportamientos que incluían abrazos sin consentimiento, tocar sus nalgas a través de sus ropas, exigir sus números de teléfono y preguntar dónde vivían puesto que el acusado prometía regresar para “revisarlas”, dijeron los fiscales en documentos judiciales. Los tres incidentes ocurrieron en el vecindario de Lincoln Park.

Las tres víctimas dijeron en sus informes a la Policía que Deanes las hacía sentir incómodas e inseguras y cada una informó de inmediato los incidentes a su comisaría de policía local, según documentos judiciales.

Los fiscales dijeron que durante cada incidente, Deans llevaba uniforme de Policía y conducía un vehículo policial.

El superintendente de la Policía de Chicago Eddie Johnson señaló en un comunicado el miércoles que las acusaciones son “notorias y si se prueban, son un insulto para todos los que dedicamos nuestras vidas al servicio público… No hay lugar en este departamento para actividades ilegales y no lo defenderé”.

Los antecedentes policiales de Deanes incluyen una suspensión de 10 días en 2011 por una violación del personal contra una mujer, pero no se dieron detalles.

También se enfrentó a quejas sobre el uso de la fuerza.