Un torbellino llamado Soledad Pastorutti

La intérprete argentina de música folclórica se prepara para la gira más extensa que ha dado en Estados Unidos
Un torbellino llamado Soledad Pastorutti
Foto: Cortesía

Soledad Pastorutti cumplió el sueño de su familia de participar en el renombrado festival de Cosquín, el evento de música folclórica más importante de Argentina. Armada de dos guitarras y con su hermana Natalia como acompañante, interpretó su número, recibió muchos aplausos y se fue a dormir. Al día siguiente, con tan solo 15 años de edad, ya era una celebridad.

La reacción del público fue tan apabullante que Pastorutti apenas tuvo tiempo para digerirlo. A partir de ese acontecimiento surgió una gira por todo el país y un contrato con Sony, una de las disqueras más importantes del mundo.

La locura no paró ahí. Las jóvenes de la generación de Pastorutti comenzaron a vestirse como la artista, a cantar temas folclóricos –algo inaudito hasta entonces en la historia moderna de Argentina– y a comprar productos que llevaban el nombre de la cantante.

“Fue toda una revolución”, dijo la artista vía telefónica desde Argentina, donde reside. “Grabé mi primer disco [“Poncho al aire”] en ocho horas, vendió más de un millón de copias, todo mundo se vestía con ropa de gaucho; el género [folclórico argentino] vendió mucho en los noventa”.

Ya pasaron 23 años desde su participación en Coquín, y Pastorutti sigue dando de que hablar. Ahora, a sus 38 años, con 17 discos grabados, decenas de colaboraciones con intérpretes de muchos países del mundo y una exitosa carrera como actriz y conductora, se prepara para el Soledad Tour, que llevará a 15 ciudades del país, entre ellas Nueva York este jueves 16 de mayo.

Esta sería la tercera vez que la artista visita el país para dar un espectáculo, aunque en esta ocasión ofrecerá shows en lugares más amplios. Viene a presentar sus éxitos no solo a los argentinos, sino a todos los que aman el folclor latinoamericano.

“Creo en mi música, en mi visión de que la gente pueda conectarse conmigo a través de mi arte”, dijo.

Pastorutti, originaria de Arequito, provincia de Santa Fe, una región conocida por sus amplias llanuras, heredó el amor por la música tradicional de su país de su padre y de sus maestros de música. Y como no era la típica niña a la que le gustaba la música pop o los ritmos de moda, “me veían como bicho raro”.

Todo cobró sentido luego de que participara en el festival. Pero eso no quiere decir que toda la música de la artista es estrictamente folclor argentino puesto que se ha dejado influenciar por cantantes como los españoles Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat y Rocío Dúrcal, los mexicanos Vicente Fernández y Chabela Vargas y las peruanas Eva Aiyón y Chabuca Granda entre otros.

“Trato de nutrirme de todos ellos”, dijo. “Soy muy abierta a escuchar otros ritmos; creo que tener estas influencias me puede ayudar a trascender”.

En su faceta como compositora, una tarea que comenzó a desarrollar más recientemente, también ha destacado. Actualmente graba un disco que será producido por el colombiano Carlos Vives, que incluye temas escritos por ambos, entre ellos “La gringa”, mote con el que se le conoce en Argentina a los descendientes de migrantes italianos, que se caracterizan por la ardua labor que realizan sobre todo en el campo. De ahí que a Pastorutti también se la conozca como “La gringa de Santa Fe”.

Pastorutti dice que no cambiaría nada del proceso por el que pasó su carrera, que ha sido difícil pero que de no haber sido así “no estaría hoy aquí”.

“Tengo que agradecer porque el público me eligió así”, dijo; “me eligió inmadura, me dio la oportunidad y me la sigue dando”.

En detalle

Qué: Soledad Pastorutti

Cuándo: jueves 16 de mayo, 8 pm

Dónde: Peter Norton Symphony Space, Upper Level, 2537 Broadway, New York

Cómo: boletos $59 a $99

Informes: (212) 864-5400 y symphonyspace.org