¿Crecen más los salarios más bajos?

Un sector es el responsable de la mejora pero sus empleados trabajan menos horas
¿Crecen más los salarios más bajos?
Se han reducido la media de horas de trabajo en comercios generalistas./Archivo
Foto: Cortesía

El movimiento Fight for $15 ha conseguido cambiar el discurso del salario mínimo en EEUU. Muchas ciudades y estados han decidido elevar estos salarios muy por encima de los $7.25 a la hora que está fijado a nivel federal. Y cuando suben estos salarios, la teoría dice que se presiona al alza al resto.

Ahora bien, parece que en la práctica la realidad es algo más complicada, no tan generalizada y algo engañosa cuando se estudia a fondo.

De acuerdo a Lydia Boussour, economista en Oxford Economics, si se examina el aumento de los salarios por cada nivel de ingresos “encontramos que los trabajadores de bajos salarios están, realmente, viendo un incremento mayor [de sus cheques] que los que están en los segmentos medios y altos de la escala de pagos”.

Los trabajadores que están en la parte más baja de la escala de pagos están empleados en comercio al por menor, hoteles, restaurantes y bares además de empresas que proporcionan cuidados personales a los mayores o quienes tienen alguna minusvalía. Tras observar el conjunto de los salarios de estas personas la media de ganancias ha crecido un 4.2% desde marzo de 2018 al mismo mes de 2019. Es un ritmo mucho mayor que el anual conseguido por la totalidad de los trabajadores que fue de un 3.2%.

Pero no todos los que están en este rango de ingresos han disfrutado esta subida. De hecho, esta media es engañosa porque el alza más significativa es el 13.8% de marzo a marzo que han disfrutado los empleados de los grandes centros comerciales generalistas como Walmart o JC Penny. Estas tiendas que están en casi todo el país han subido los salarios mínimos para poder estar en los estados donde estos se han elevado.

Si se elimina la contribución de estos trabajadores se acaba la fuerte aceleración de las alzas de estos salarios con repeccto al resto.

Pero trabajar en estos negocios tampoco es tan lucrativo, según ha estudiado Boussour. “La fuerte aceleración de los ingresos por horas en los grandes almacenes generalistas ocurre a la vez que los empleados están trabajando menos horas en los últimos meses”. En abril los empleados de estos comercios trabajaron una media de 28 horas por semana frente a las 30.5 horas del año pasado en las mismas fechas. Es algo generalizado en el sector de ventas al por menor lo que resulta en un cheque final muy similar pese a la subida.

Para esta economista el veredicto es que la subida de salarios en la franja más baja de estos puede ser “parcialmente engañosa porque está concentrada en un sector que ha visto cómo se han reducido las horas de trabajo”.