Muere la leyenda de Tigres Osvaldo Batocletti

El "Tigre más Tigre" como era conocido sufría cáncer de próstata
Muere la leyenda de Tigres Osvaldo Batocletti
Foto: Agencia Reforma

Osvaldo Batocletti ha dejado las canchas y las oficinas, para jugar desde hoy en el cielo.

El ex capitán de los Tigres falleció este sábado a las 69 años edad tras sufrir un cáncer de próstata que lo dejó hospitalizado la última semana.

“Bato” fue el primer capitán campeón de Liga con los felinos, ya que levantó las copas de la temporada 1977-1978 y 1981-1982, además fue campeón como director técnico de Tigres Femenil en el Torneo de Clausura 2018. Al ex jugador y ex técnico se le conoció por su juego recio y liderazgo, pero también por su forma de ser, siempre fue una persona ejemplar e institucional.

El “Tigre más Tigre” nació el 22 de enero de 1950 en San Nicolás de los Arroyos, Argentina, debutando como jugador 20 años después con el Racing de Avellaneda, donde jugó cinco años, también estuvo en el Lanús y el Unión de Santa Fe, de Argentina.

A México llegó en 1974 para jugar con los Esmeraldas del León, donde estuvo tres temporadas. Su buen nivel y liderazgo llamaron la atención de Miguel Gómez Collado, quien lo iba a llevar a los Rayados, sin embargo, el directivo pasó a los Tigres, lo que hizo que Batocletti fuera a jugar con los auriazules.

A la escuadra universitaria llegó en 1977 y estuvo hasta que se retiró en 1984, logrando dos títulos de Liga, los primeros campeonatos de la Ciudad.

“Eran otras épocas, ahora hay más comodidad, por eso valoro mucho los dos títulos, porque salir campeón en la época que nos tocó jugar a nosotros como equipo de la provincia, le roncaba la peineta (sic), eran camionazos y nada que ver con los camiones de ahorita, eran 12 o 14 horas de camión. Ahora juegas a las 12:00 en México y a las 5 de la tarde estás en Monterrey”, expresó a CANCHA apenas el 30 de abril.

“Le supimos sacar provecho, dentro de la escasez la supimos valorar y creo que ese es el mérito”.

Su carrera como técnico la comenzó en Tigres, primero como emergente en 1979, 1980 y 1986, después comenzó en Fuerzas Básicas con los Tigrillos, que luego se convirtieron en La U, en Primera A, de 1994 a 1996.

Como cabeza del primer equipo estuvo en dos etapas: una de 1998 a 1999, y otra como emergente en el Apertura 2005, donde se quedó a minutos de eliminar a los Rayados en la Semifinal, que se definió con un gol de puntita de Guillermo Franco en la agonía del duelo.

Fue también técnico del Querétaro en 2004 y del Irapuato del 2009 al 2010.

Con la llegada de Alejandro Rodríguez a la presidencia de Tigres, y Miguel Ángel Garza, entonces como delegado deportivo, Batocletti regresó al equipo como director de Academias.

También fue a la par director técnico de Tigres Femenil desde su nacimiento en el Apertura 2017 y Clausura 2018, logrando el título en el segundo, para después dejar el cargo para atenderse por problemas de salud derivados del cáncer que padecía.

Batocletti fue conocido siempre por su entrega y pasión por el futbol y también por ayudar a los necesitados, siempre que se lo pidieron fue a hospitales a apoyar a niños o jóvenes que pasaban por momentos difíciles, también pintó escuelas dentro del programa Tigres por la Educación, y daba charlas a niños de diferentes colegios o primarias en el programa Tigres por un mejor Futuro.

Sin duda Batocletti deja un hueco muy difícil de llenar, ha dejado las canchas y las oficinas para convertirse en una leyenda, en alguien que siempre será recordado en los Tigres.