¿Cómo superar la adicción al porno? Este latino lo sabe tan bien que publicó un libro

Gonzalo Salinas llegó a plantearse el suicidio tras estar 90 días sin lograr una erección. "Todo en el porno es una mentira", asegura
¿Cómo superar la adicción al porno? Este latino lo sabe tan bien que publicó un libro
15 estados de EEUU consideran el porno como una amenaza para la salud pública.
Foto: Unsplash

El peruano Gonzalo Salinas logró salir de la “epidemia silenciosa” que para el es el porno. Pero antes de eso convivió más de dos décadas con una adicción que lo llevó al borde del suicidio. Ahora, con todo superado, publica el libro “Venciendo la adicción al porno”, un manual de siete pasos con el que pretende ayudar a otros hombres.

Salinas llegó a Estados Unidos desde su Lima natal hace más de 15 años. Pero la enfermiza relación del limeño con el porno venía de lejos. A los 11 años, según cuenta el mismo a Efe, descubrió la revista Playboy en casa de su familia. Y allí empezó todo.

La llegada de internet, los videos en alta calidad y las plataformas digitales de exclusivo contenido pornográfico hicieron el resto. El hombre se encontró a temprana edad en una espiral de la que no sabía cómo salir.

Salinas cuenta que el consumo diario y descontrolado de pornografía le impidió durante 93 días conseguir una erección. Tras seis meses sin poder mantener relaciones sexuales con la mujer que estaba conociendo, el contacto se rompió y el peruano quedó al borde del abismo.

“Pasé dos semanas planeando mi suicidio por una depresión severa” -cuenta Gonzalo Salinas, que ya se ha hecho un experto en el tema. La última vez que recayó en lo que él llama “círculo de vergüenza y culpa” fue el 1 de diciembre de 2017.

Tenía todo preparado. Agarraría la pistola de su cuñado y se dispararía en la cabeza. Pero la desesperación pasó cuando el hombre se metió en el mar durante 30 minutos y con el peso añadido de su ropa y sus zapatos.

A partir de ahí, Salinas fue saliendo poco a poco del agujero en el que el porno lo había metido. Además de su fuerza de voluntad, una de las cosas que lo ayudó fue la ayahuasca, un preparado tradicional de los indígenas del Amazonas que tiene efectos alucinógenos.

 

Los problemas del porno

La disfunción eréctil es uno de los 15 síntomas físicos que Salinas ha identificado como consecuencia del consumo excesivo de porno. Según explica, los materiales pornográficos dañan el sistema de recompensa del cerebro y afectan también a la dopamina, lo que impide en determinadas circunstancias la conexión entre los genitales y el cerebro.

Pero Salinas defiende que los efectos negativos de la pornografía no se queda solo en lo físico. El peruano denuncia el “maltrato y la violencia salvaje” con la que la industria trata a las mujeres.

“A nivel evolutivo, el cerebro humano no está listo para el porno de hoy” -opina Salinas, que ha aplicado su formación en literatura para escribir el primer libro de una trilogía sobre la relación entre el hombre y el porno.

Por tanto, el autor considera que “en los próximos diez o 15 años los ministerios de salud (de los países) van a tener que hablar sobre este tema”. Ya 15 estados de Estados Unidos consideran la pornografía como una amenaza para la salud pública.

Y en esa senda de debate e información se quiere mantener el también coach espiritual. Ahora Salinas, además de ser gerente de ventas de una empresa, da charlas y seminarios de crecimiento para hombres. Respecto a su vida íntima, hace años que practica una “sexualidad sagrada” basada en la filosofía tántrica, que ve en la sexualidad funciones “sanadoras” e “iluminadoras”.

 

Con información de Efe