Los helicópteros deben estar equipados con “cajas negras”

El senador Schumer reveló que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte recomendó desde el 2011 la instalación de estos dispositivos en las aeronaves

NUEVA YORK.- Los helicópteros que sobrevuelen la ciudad de Nueva York y Long Island inclusive, deben estar equipados con una “caja negra” también conocida como registrador de datos de vuelo, planteó este lunes el senador demócrata neoyorquino Charles Schumer.

El reclamo de Schumer, es en respuesta al reciente accidente en el que un helicóptero se estrelló contra un edificio en Manhattan y las preocupaciones sobre la seguridad surgidas debido a la proyectada expansión de vuelos a través de Long Island.   El senador instó a la Administración Federal de Aviación (FAA) que exija que estas aeronaves deban contar con una “caja negra”, para facilitar la investigación, como la que está en curso sobre el accidente en Manhattan en el que murió el piloto Tim McCormack, el lunes 10 de junio.

Schumer reveló que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) ha intentado durante años, sin éxito, obligar a la FAA a exigir la instalación de estos preservadores de datos, a menudo vitales, en muchos modelos de helicópteros.

El legislador instó a la FAA a prestar atención a las recomendaciones de larga data de la NTSB en lo que respecta a las “cajas negras” en helicópteros y trabajar en un plan para verlos instalados como uno de los requisitos  de seguridad básica.

“Saber que la NTSB ha intentado durante años, sin éxito, obligar a la FAA a tomar medidas en lo que respecta a hacer que los helicópteros sean más prolijos en garantizar seguridad al instalar registradores de datos de vuelo es motivo de gran preocupación”, dijo el senador Schumer. “Entonces, en nombre de la seguridad, la FAA debe echar otro vistazo a los informes de la NTSB sobre choques de helicópteros similares al ocurrido en la ciudad de Nueva York la semana pasada e impulsar las medidas de seguridad que han estado archivadas durante mucho tiempo”.

A Schumer, hoy, le preocupa que la falta de datos críticos a bordo relacionados con el reciente accidente de Manhattan pueda retrasar la investigación general, retrasar las recomendaciones de seguridad de la NTSB o, una vez más, permitir que la FAA se detenga en el tema.

En cuanto a por qué la FAA no se ha movido en este tema, Schumer explicó que la agencia dijo que no pueden encontrar un costo-beneficio para requerir este tipo de dispositivos en helicópteros. El senador no está de acuerdo con esta postura, y señala el reciente accidente de la ciudad de Nueva York y las preocupaciones en toda Long Island, como razones para que la FAA actúe.

“Si vamos a tener helicópteros en el aire, incluso altamente regulados en términos de cuándo y dónde pueden volar, todavía deberían tener cajas negras, si, que Dios no lo permita, se produce un accidente”, agregó Schumer. “Hacemos esto para aviones comerciales, por lo que tiene todo el sentido del mundo para los helicópteros, también debe regir este requisito”.

La también senadora por Nueva York Kirsten Gillibrand calificó de “inaceptable” que durante años la FAA no haya atendido la llamada de la NTSB para equipar a los helicópteros con cajas negras.

“Después de la caída de un helicóptero en el centro de Manhattan, la FAA debería reconsiderar inmediatamente las recomendaciones que los investigadores federales de seguridad del transporte han instado desde 2011 y tome medidas ahora para implementar estas características básicas de seguridad”, insistió Gillibrand.

Schumer explicó que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte se encuentra investigando el accidente en Manhattan, que podría demorar hasta 2 años en completarse. Un informe preliminar se publicará en dos semanas, pero no arrojará ninguna luz sobre lo que causó el trágico accidente, reportó CNN.

El requisito de las grabadoras de voz

En 2013, la NTSB urgió a la FAA que ordenara la instalación de grabadoras de datos de vuelo y una grabadora de voz en la cabina de todas las aeronaves nuevas. En años posteriores, la NTSB también instó a la instalación en todas las variaciones existentes de helicópteros. De cualquier manera, destacó Schumer, las recomendaciones no se han seguido.

Según la NTSB, el 26 de agosto de 2011, un helicóptero Eurocopter AS350 B2 se estrelló debido a una pérdida de potencia del motor como resultado del agotamiento del combustible cerca del aeropuerto de Mosby, Missouri. El piloto, la enfermera, el paramédico de vuelo y el paciente murieron y el helicóptero resultó sustancialmente dañado por las fuerzas de impacto.

El helicóptero no estaba equipado, y no se requería que estuviera equipado, con ningún dispositivo de grabación a bordo. La investigación reveló que el piloto no cumplió con varios procedimientos operativos estándar de la compañía que, si se hubieran seguido, lo habrían llevado a detectar el bajo nivel de combustible del helicóptero antes de comenzar el vuelo.

La NTSB, señala que la “caja negra” a bordo de una aeronave registra muchas condiciones de operación durante el vuelo. Por reglamento, las aeronaves recién fabricadas deben monitorear al menos ochenta y ocho parámetros importantes como el tiempo, la altitud, la velocidad del aire, el rumbo y la actitud de la aeronave.