Un paso adelante para asegurar el pago del salario robado

El legislativo permite que se ejerza el derecho de retención temporal de bienes del empleador para asegurar restituciones

Un paso adelante para asegurar el pago del salario robado
Desde 2011, el estado ha recuperado y devuelto más de $285 millones en salarios robados a más de 250,000 trabajadores.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Es frecuente que cuando se certifica que se han robado salarios de trabajadores por parte de un empleador remediar el daño hecho es complicado. Primero porque las estrecheces que suelen pasar los trabajadores cuando no se les paga lo que se les debe no se van de un día para otro y los procedimientos toman un tiempo que sale muy caro a la víctima.

Segundo porque muchos empresarios transfieren los bienes de la empresa, la cierran y montan otra o solicitan la bancarrota. No hay con qué pagar lo que se debe.

Ante esta indefensión que afecta con especial intensidad a empleados de bajos salarios e inmigrantes, el legislativo de Albany ha aprobado una ley que permite ejercer el derecho de retención (lien) temporal de las propiedades del empresario hasta que la deuda se abone.

Se trata de cerrar un vacío legal que permite a los patronos evitar su obligación legal al ocultar o transferir sus bienes, según presentaron el presidente de la Asamblea Carl Heastie y la legisladora Linda Rosenthal.

Mientras aguarda la firma del gobernador Andrew Cuomo, Heastie explicaba que “esta legislación implementará mecanismos legales para garantizar que las víctimas de robo de salarios puedan recuperar los salarios robados de empleadores inescrupulosos”.

“A los neoyorquinos se les debe mil millones en salarios robados, pero lamentablemente, las decisiones judiciales por robo de salarios valen poco menos que el papel en el que están escritas”, dijo la asambleísta Rosenthal. Por ponerlo en perspectiva y según las cifras citadas por esta cámara, en 2018 se devolvieron $35 millones a más de 35,000 víctimas de robo de salarios en el estado de Nueva York. Desde 2011, el estado ha recuperado y devuelto más de $285 millones en salarios robados a más de 250,000 trabajadores.

La cifra de robos puede ser mayor.

“Para los trabajadores con salario mínimo, que viven de cheque en cheque, el pago de una semana a menudo significa la diferencia entre pagar el alquiler y poner comida en la mesa. Este proyecto de ley ayudará a garantizar que los neoyorquinos que trabajan arduamente y ganan un juicio por robo de salarios puedan realmente cobrar los salarios por los que trabajaron arduamente”, agregó Rosenthal.

El proyecto de ley crea un “gravamen en beneficio del empleado” para todos los trabajadores lo que permitirá a las víctimas a poner un embargo temporal sobre la propiedad de un empleador que no le paga su salario. La legislación también facilitaría a las víctimas de robo de salarios a solicitar la anexión de los activos del patrono durante un juicio pendiente, antes de que se puedan vender o transferir las propiedades o los bienes.

Entre los empresarios del sector de la hostelería se elevaron las alarmas ante la perspectiva de esta ley hace meses y se criticó que se contemplase la imposición de un lien o derecho de retención con la mera acusación de una violación del deber de pago de salarios debidos.

El NYC Hospitality Alliance, que une a parte de los patronos del sector de bares y restaurantes, ha estado trabajando con el Senado en esta legislación y seguirá tratando de hacerlo con el Gobernador. De esta colaboración han salido algunos puntos importantes como la limitación de lo que se considera empleado.

A los empresarios de este sector les preocupaba que tuvieran que enfrentarse a derechos de retención cuando los empleados no recibieran sus salarios semanalmente, sino cada quince días y por errores.

En este sentido estos empleadores han querido que los liens se levanten automáticamente si la queja no se sustancia y que se multe al trabajador en caso de que a sabiendas haga una acusación exagerada, entre otros detalles.

Nueva York no es el único estado que tendría este tipo de protección. Hay un mínimo de 10 estados que han ganado esta protección para los trabajadores, entre ellos Maryland y Wisconsin.