Llaman a frenar violencia contra bodegueros

El nuevo crimen ocurre a un año del brutal asesinato del adolescente Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz

La bodega en el Alto Manhattan donde se dio el nuevo ataque y el asesinato de otra persona. /Twitter
La bodega en el Alto Manhattan donde se dio el nuevo ataque y el asesinato de otra persona. /Twitter
Foto: twitter

El apuñalamiento de un bodeguero en Inwood, Manhattan, la noche del miércoles reactivó el debate sobre la seguridad en estos negocios. El crimen ocurre cuando se cumplió un año del brutal asesinato del adolescente Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz, atacado con machetes y cuchillos en el interior de una bodega por una pandilla.

Activistas de la Asociación de Bodegueros junto al concejal Ydanis Rodríguez, que representa al distrito donde ocurrió el asesinato más reciente, instaron a las autoridades de la ciudad a un aumento de los recursos para proteger a los propietarios y trabajadores de las bodegas y delis, al tiempo que hicieron un llamado a poner fin a la violencia en la ciudad de Nueva York.

El miércoles, alrededor de las 8:00 pm, Mohamed Awawda, de 28 años, que trabajaba en la bodega Dyckman Kwik Stop, fue apuñalado fatalmente después de enfrentarse a un grupo de hombres que estaban parados frente a la tienda. La familia que opera el negocio está devastada por la muerte de Awawda.

“Trabajaré estrechamente junto con la Asociación de Bodegueros y la Asociación de Comerciantes Americanos de Yemen para asegurarnos de que nuestros trabajadores en las bodega y delis estén seguros en la Ciudad de Nueva York”, dijo Rodríguez.

El concejal comentó que se experimenta un aumento en la violencia, en comparación al año pasado.

“Al proporcionar recursos adicionales y más agentes de policía dentro de nuestras comunidades, haremos que nuestras comunidades sean más seguras para todos los neoyorquinos”, agregó.
Los activistas junto al concejal promovieron una conferencia de prensa frente a la bodega donde fue acuchillado Awawda. Rodríguez insistió sobre la necesidad de implementar botones de pánico en las bodegas y delis, lo que brindaría protecciones adicionales a los propietarios y trabajadores.

Entre tanto, la Asociación de Bodegueros en asociación con la de Comerciantes Americanos de Yemen (YAMA) anunció que trabajarán para crear un fondo de recompensa por obtener información que conduzca a la detención de la persona o personas responsables de la muerte de Mohamed Awawda.

“La YAMA envía sus oraciones y bendiciones a la familia después de esta tragedia. Nos solidarizamos y apoyamos a la familia de la víctima. Estamos comprometidos a poner fin a este tipo de violencia en nuestras bodegas y comerciantes en toda la ciudad de Nueva York. También estamos comprometidos a ayudar a la policía de Nueva York a atrapar a estos delincuentes y llevarlos ante la justicia”, dijo la asociación a través de un comunicado.

La Unión de Bodegueros de America (UBA) dijo que está ofreciendo una recompensa por cualquier información que conduzca al arresto de los implicados en el asesinato de Awawda “Mohamed tenía 28 años, ¿cómo puede alguien simplemente quitarle la vida a otra persona porque les pidió que no se pararan frente a la bodega? La ciudad de Nueva York necesita invertir más recursos para proteger a las pequeñas empresas de este tipo de ataques”, dijo Radamés Rodríguez, presidente de la UBA.