Por una comunidad sexualmente sana y sin estigma 

Por una comunidad sexualmente sana y sin estigma 
La ciudad está comprometida a garantizar que la comunidad LGBTQ, incluidos los latinos, tenga acceso completo a los tratamientos y a los servicios para ser sexualmente sanos y sin estigma.
Foto: David Silverman / Getty Images

Este mes, los latinos se han unido a millones en la ciudad de Nueva York para celebrar el anual Mes del Orgullo (Pride Month) y el “World Pride”, un evento internacional que se lleva a cabo en una ciudad diferente en todo el mundo y que por primera vez se realizará en la Gran Manzana.

Más importante aún, este año, la ciudad de Nueva York celebra el 50 aniversario del histórico levantamiento de Stonewall, considerado como el evento que dio origen a la lucha por los derechos y la libertad de las personas LGBTQ, no solo en Nueva York, sino en todo el mundo.

En las décadas transcurridas desde Stonewall, la ciudad de Nueva York ha logrado grandes avances en la salud de los neoyorquinos LGBTQ, especialmente en la lucha contra la epidemia del VIH. La ciudad pasó de ser el epicentro de la crisis a estar a la vanguardia en la lucha contra la enfermedad. En 2017, la cantidad de nuevos diagnósticos de VIH se redujo a un mínimo histórico de 2,157, una disminución del 64% respecto a los más de 5,900 nuevos diagnósticos registrados en 2001, cuando comenzaron a reportarse los casos de VIH.

A medida que alcanzamos la meta del alcalde Bill de Blasio de terminar con la epidemia de VIH para el 2020 una iniciativa conocida como “Ending the Epidemic” (EtE), ahora más que nunca necesitamos la ayuda de todos para caminar esta última milla y llegar a la meta. Todavía tenemos trabajo que hacer y los latinos pueden ayudar. Cuando observamos las estadísticas entre algunos grupos LGBTQ, la comunidad latina continúa experimentando tasas alarmantes y desproporcionadas de nuevas infecciones por VIH. Esto es de particular preocupación entre los jóvenes latinos gay y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH). En 2017, los HSH negros y latinos representaron el 74% de todos los casos de hombres recién diagnosticados con VIH.

Por lo tanto, en honor al Mes del Orgullo, deseo renovar mi llamado a todos los miembros de la comunidad latina LGBTQ, especialmente a los hombres gay y otros HSH, para hacer una pausa y reflexionar sobre la importancia de mantenerse saludables, no solo por su propio bien, sino también por el bienestar de toda nuestra comunidad.

Como comisionada de Salud de la ciudad de Nueva York, como neoyorquina y como latina, los invito a que sean proactivos y aprovechen todos los programas y servicios que ofrece la Ciudad, incluyendo los de nuestras ocho Clínicas de Salud Sexual y los de organizaciones basadas en la comunidad.

El primer paso para estar sano sexualmente comienza con una prueba de VIH y una prueba de detección de otras infecciones de transmisión sexual. Con nuestros programas de salud y bienestar, las personas que son VIH negativas pueden permanecer negativas al seguir nuestros consejos de prevención cuando tienen relaciones sexuales como el uso de condones con la mayor frecuencia posible; o que comiencen un tratamiento preventivo con el medicamento conocido como PrEP (profilaxis previa a la exposición), una píldora diaria, segura y eficaz, que reduce en gran medida el riesgo de infección por VIH, o que tomen PEP (profilaxis posterior a la exposición) si han estado expuestos recientemente al VIH.

Aquellos que dan positivo a la prueba de VIH deben buscar atención médica y comenzar un tratamiento tan pronto como sea posible, porque mantener las cargas virales en niveles indetectables evita la transmisión del VIH a sus parejas sexuales. Esto se conoce como “indetectable es igual a intransmisible” (“Undetectable Equals Untransmittable,” o “U = U”, en inglés). 

“U = U” es un hecho científico que ha comprobado que las personas que tienen una carga viral indetectable durante al menos seis meses y continúan con el tratamiento no pueden transmitir el VIH a través del sexo.

En el Departamento de Salud ofrecemos información sobre salud sexual en nuestro sitio web en español; campañas educativas y materiales; recursos; programas de asistencia; productos sexuales seguros y gratis, incluidos condones; y medicamentos como PrEP, incluso si no tiene seguro médico. Nuestras Clínicas de Salud Sexual brindan servicios sin cita previa a cualquier persona de 12 años o más, independientemente de su capacidad de pago, si tienen o no cobertura médica o de su estatus migratorio.

Lo más importante es que estamos comprometidos a garantizar que la comunidad LGBTQ, incluidos los latinos, tenga acceso completo a los tratamientos y a los servicios para ser sexualmente sanos y sin estigma.

Recuerde, una comunidad saludable es una comunidad fuerte.

¡Feliz Mes del Orgullo!

-La Dra. Oxiris Barbot es la Comisionada del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York