Fotos: Niña de 12 años lucha contra bacteria comecarne que contrajo en una playa de Florida

La madre publicó en Facebook las imágenes del daño causado por el parásito
Fotos: Niña de 12 años lucha contra bacteria comecarne que contrajo en una playa de Florida
Una bacteria comecarne dañó la pierna de una menor.
Foto: Facebook @Michelle Brown

La familia Brown nunca pensó que sus vacaciones de verano de este año terminarían en una pesadilla que casi le cuesta la pierna y la vida a la joven Kylei.

Michelle, la madre de la niña de 12 años que ahora lucha contra una bacteria comecarne que contrajo en una playa de Florida, compartió las fotos en Facebook del daño que el parásito ha causado en la pierna de su hija.

Los síntomas

Todo comenzó cuando la familia viajó a Destin, Florida, para pasar unos días de vacaciones el 7 de junio pasado. Luego de un par de días con lluvia, finalmente lograron acudir a Pompano Beach, pero el agua estaba tan revuelta y las olas eran tan grandes que sólo pudieron sumergirse en el mar hasta los tobillos. Al día siguiente, 10 de junio, la niña despertó con un dolor en la pantorrilla que mejoró con las horas.

Para el miércoles 12, Kylei tenía un fuerte dolor en la pierna que no le permitía caminar, por lo que la familia decidió regresar a Alabama para que la pequeña recibiera atención médica. Para el jueves 13, después de varios análisis médicos y en medio de una fiebre de 103 grados, le diagnosticaron fascitis necrosante, una infección causada por una bacteria conocida como “comecarne” que se extiende rápidamente por el cuerpo y puede causar la muerte.

Aunque los síntomas pueden confundirse con los de otros padecimientos, una inflamación en el área afectada, dolor intenso o fiebre son signos que ameritan una revisión médica. El estreptococo tipo A, conocido comúnmente como “bacteria comecarne”, en realidad no come la carne, sino que infecta las células con gran velocidad, al punto que una de cada tres personas que contraen fascitis necrosante, mueren. La cirugía para retirar el tejido infectado y el tratamiento con antibióticos son las medidas que deben tomarse de inmediato.

Larga recuperación

Los médicos le retiraron a Kylei parte del tejido de su pierna en tres diferentes cirugías y le administraron fuertes antibióticos para combatir la infección. Gracias a ello pudieron salvar su pierna y su vida, pero todavía le resta una larga recuperación.

Su madre asegura que la pequeña contrajo la infección a través de un rasguño en su dedo gordo al bañarse en el mar de Florida. “Estoy muy agradecida por las numerosas oraciones, la rápida respuesta y los esfuerzos de sus equipos médicos y el tratamiento agresivo que recibió. Por eso, hoy todavía tengo a mi niña conmigo. No estamos completamente mejor, pero estamos en el camino hacia la recuperación. Tendremos numerosas visitas médicas, terapia física y análisis de sangre, pero lo único que importa es que mi niña está VIVA”, escribió Michelle en su cuenta de Facebook.