Padre muere por comerse una lagartija, era una apuesta

La familia quiere alertar sobre los signos de la salmonela y de lo grave que puede ser.
Padre muere por comerse una lagartija, era una apuesta
David Dowell murió por contraer salmonela.
Foto: David Dowell/Facebook/Pixabay

Un hombre que supuestamente se comió a una lagartija (como la del anuncio de tv, un gecko) murió 10 días después, por una infección por salmonela.

El padre de tres niños, David Dowell, de Brisbane, Australia, supuestamente se comió al animal por motivo de una apuesta. Al día siguiente se sintió mal, pero lo atribuyó a haber bebido demasiado el día anterior.

Sin embargo, con los días sus síntomas empeoraron, por lo que su familia llamó a los servicios de emergencia.

Según informaron al Sydney Morning Herald, el hombre no dejaba de vomitar y su color era extraño. En cuanto llamaron a emergencias la ambulancia no tardó en llegar, pero los paramédicos ni siquiera querían llevarlo al hospital. Dijeron que solo tenía gastroenteritis.

Diez días después, moría agonizando. Solo tenía 34 años.

David fue diagnosticado con una infección por salmonela, pero nadie hizo nada. Por eso, aunque ahora hayan pasado unos meses después de lo sucedido, su familia quiere que se sepa, han tomado acciones legales y no quieren que nadie olvide lo que le sucedió a este padre de familia.

Según informó la familia a los medios locales, David murió porque estaba “podrido básicamente de adentro hacia afuera” después de contraer la infección por la salmonela.

Su familia inicialmente creyó que la salmonela había sido causada por comer pollo, pero luego la compañera de David, Allira, recordó que había comido una lagartija para ganar una apuesta.

Pero nadie realmente vio si la comió o no. Era un desafío, por lo que podría haber tenido la intención de comérselo y luego tirarlo. Nadie sabe si lo hizo, David nunca lo mencionó.

Al describir los síntomas de su hermano, Hannah dijo que estaba muy hinchado, hasta el punto en que se parecía a alguien que tenía seis meses de embarazo. Su orina se volvió negra y su vómito era verde. Después de unos días, había fluido en sus pulmones. Sus testículos se hincharon y emanaban líquido, pero los médicos decían que era normal, que era  todo el líquido que tenía en su cavidad estomacal.

David tuvo que someterse a una cirugía y murió durante la operación, al sufrir una falla orgánica masiva. Ante esta situación, la familia quedó en shock y con muchas preguntas sobre las decisiones médicas que se tomaron en el Mater Hospital.

Cuando preguntaron por la intervención, el cirujano simplemente dijo que era urgente y la tenían que realizar, no les dio más razones. Ni siquiera le administraron sedantes para el dolor, simplemente le indujeron un coma para que lo pudiera sobrellevar.

“Era como si realmente no les importara. En el momento en que fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos, fue cuando se pusieron serios. Ya era tarde. Quiero justicia para David, o simplemente respuestas. Nunca crees que algo como esto pueda pasarte y luego sucede”, explicó la hermana a lo medios.

El Hospital Mater ha publicó la siguiente declaración, según The Sydney Morning Herald:

Mater ofrece sus más profundas condolencias a la familia de David Dowell. El caso del Sr. Dowell se remitió al juez de instrucción, quien determinó que Mater había brindado la atención adecuada y no se requirió ninguna acción adicional. Mater no puede hacer más comentarios sobre el caso debido a la confidencialidad del paciente.

Según se informa, el hospital no ha podido ofrecer detalles sobre el caso de David debido a cuestiones relacionadas con la confidencialidad del paciente.