Discusión en Florida termina con mujer empalada y novio acusado de asesinato

Una lanza atravesó "de manera desconocida" el pecho de Silvia Galva

Una mujer en Florida murió al ser empalada por una lanza durante una discusión con su esposo.

Silvia Galva, de 32 años y ascendencia puertorriqueña, falleció el viernes en la madrugada horas después de salir con su prometido Adam Crespo y una amiga. Al llegar al apartamento de Hallandale Beach, la pareja discutió acaloradamente en una habitación.

La amiga dijo a los agentes que en algún momento oyó a Crespo pedir a Galva que se marchara de la invitación. El hombre confirmó el testimonio. La mujer no quiso salir y fue ahí cuando su novio la tomó de los tobillos para sacarla de la cama.

El reporte policial dice que la mujer tomó una lanza que estaba a los pies de la cama en su esfuerzo por quedarse allí. Crespo la habría tirado con más fuerza hasta que en un momento oyó que algo se quebró. El sujeto, según su propio testimonio, se dio cuenta que la lanza había atravesado el pecho y de inmediato la retiró porque pensaba que sería mejor. Después llamó a su amiga para que se comunicara con el 911 al tiempo que trataba de contener la hemorragia haciendo presión en el torso.

Arrestan a enfermero por hablar con paciente adolescente sobre su pene

Galva fue trasladada al hospital de Aventura en donde los médicos confirmaron que fue atravesada por un elemento por la espalda, a la altura del esternón.

La pareja tenía un historia de violencia doméstica. Crespo fue acusado de ataque por un incidente en 2017, pero Galva pidió a los fiscales retirar los cargos ya que estaba en contra de lo reportado por la Policía. Las autoridades no hicieron caso y continuaron con el caso, pero la inasistencia de Galva a las citaciones los llevó a cerrar el proceso tiempo después.

Silvia se había comprometido con Crespo en abril de 2018. En una publicación de junio de ese año habla del sujeto como su esposo, pero no es claro si en algún momento se casaron.

Crespo se encuentra detenido con una fianza de $65,000 dólares. El hombre entregó su pasaporte a las autoridades.  Por ahora está acusado de asesinato no premeditado.