La presidencia de Trump, ¿está enfermando a los latinos?

Partos prematuros, ansiedad y estrés son algunos de los padecimientos que se han incrementado durante esta administración

La ansiedad y el miedo tienen repercusiones en la salud.
La ansiedad y el miedo tienen repercusiones en la salud.
Foto: Shutterstock

El discurso antiinmigrante de la presidencia de Donald Trump parece estar enfermando a los latinos en EEUU, quienes están sufriendo las consecuencias derivadas del estrés y la ansiedad que provocan las medidas migratorias de la administración actual.

De acuerdo con un reporte de The Washington Post, diversos estudios científicos han encontrado una correlación entre las amenazas de deportación, la separación de padres e hijos, el miedo a las redadas y, en general, el discurso del Presidente, con un incremento en los problemas del sueño, las enfermedades del corazón, la ansiedad, el estrés y los partos prematuros entre la comunidad latina.

Bebés prematuros

Un estudio publicado en JAMA apenas ayer, reveló que los casos de mujeres latinas en EEUU que dieron a luz de manera prematura (antes de la semana 37 de gestación), aumentaron después de las elecciones presidenciales de 2016 debido al estrés generado por las políticas de inmigración y la vigilancia policial ejercidas por la actual administración.

Entre otros indicadores, la investigación tomó datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) desde el 1 de enero de 2009 hasta el 30 de julio de 2017. Otros estudios han comprobado que los desastres naturales, la violencia doméstica y el racismo son factores que provocan partos prematuros. Nacer prematuramente aumenta las probabilidades de muerte infantil y predispone al bebé a graves infecciones y a problemas de desarrollo digestivo, pulmonar, cerebral y ocular.

Aumento de la ira y la ansiedad

Otra encuesta realizada por Gallup señala un aumento de la ira, el estrés y la preocupación entre todos los estadounidenses en niveles que superan los registros de esas mismas emociones negativas desde 2006.

Los jóvenes latinos también sufren las consecuencias. Una investigación de la Universidad de California y la Universidad Estatal de Arizona encontró que los adolescentes latinos nacidos en EEUU con al menos un padre inmigrante sufren problemas para dormir y un aumento de la presión arterial. Además la ira, la ansiedad y el miedo se han incrementado en esta población desde la elección del presidente Trump.

Nancy Krieger, epidemióloga de la Escuela de Salud Pública de Harvard, quien también ha estudiado la incidencia de la política actual en los nacimientos prematuros en Nueva York, fue contundente en sus declaraciones al Washington Post: “Se está pagando un precio por toda la odiosa retórica que estamos escuchando ahora. No es un juego o sólo palabras. Las palabras están destinadas a inducir el miedo y el miedo tiene un costo físico en nuestros cuerpos“.