¿Cuáles son las peores rutas de autobuses en Nueva York?

Tráfico y descoordinación son las principales variables evaluadas
¿Cuáles son las peores rutas de autobuses en Nueva York?
Todas las rutas son lentas: unas más que otras
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Viajar en los autobuses urbanos en Nueva York no es una opción para los apurados, pero algunas rutas son peores que otras.

Según la Campaña “Straphangers“, la frustrante ruta M14A, que registró una velocidad promedio de 4.2 mph entre el Lower East Side y la calle 14 de Manhattan, es la más lenta de todas, lo que le mereció el nada célebre premio anual “Pokey” del grupo de defensa de usuarios del transporte.

“Es extremadamente lenta. Descubrimos que es más lenta que un manatí que se mueve a 5 millas por hora, por lo que un manatí podría ganarle en una carrera”, dijo el director de Straphangers, Jaqi Cohen.

El llamado premio “Schleppie” a la ruta menos confiable, en función de la cantidad de veces que los autobuses se “agrupan” y llegan dos o tres a la vez por errores de coordinación, se lo llevó la B15. Aproximadamente el 25% de los autobuses que siguen ese servicio desde Bed-Stuy hasta el aeropuerto JFK, “se agruparon”, dijo Cohen.

“Para alguien que necesita ir al aeropuerto… es realmente frustrante no saber cuándo el autobús lo llevará”, destacó.

El grupo también anunció un “Premio a la Depreciación de por Vida”, por un servicio tan malo que muchos pasajeros han dejado de tomar el bus. Ese “honor” fue para la ruta M42 en pleno Midtown.

Los premios se basaron en el análisis de Straphangers Campaign y TransitCenter, destacó New York Post.

El director de comunicaciones de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), Tim Minton, dijo que mejorar el servicio de autobús es una de las prioridades principales para el presidente de NYC Transit, Andy Byford.

“Estamos rediseñando la red de autobuses en cada condado, construyendo un nuevo centro de comando de última generación para administrar mejor el servicio, y modernizando nuestra flota con nuevos autobuses confiables que son los más accesibles, limpios y avanzados de la historia”, alegó Minton.

“El objetivo es hacer que las rutas sean más directas y servir a más neoyorquinos para que nuestros autobuses puedan llegar a sus destinos más rápido”, dijo, citado por amNY.

Sin sorpresas, el número de pasajeros en los buses públicos de NYC ha bajado, al menos los que pagan por ello.

Hay dos razones principales para explicar las cifras: el tráfico y las muchas paradas que hacen que los buses viajen más lento, y el aumento en el número de polizones.