Michigan se convierte en el primer estado en prohibir el uso de cigarrillos electrónicos de sabor

Los únicos vapeadores que quedarán exentos son aquellos cuyo sabor es de tabaco
Michigan se convierte en el primer estado en prohibir el uso de cigarrillos electrónicos de sabor
El estado quiere salvaguardar la salud de los más jóvenes.
Foto: Shutterstock

Este miércoles, oficialmente, Michigan se convirtió en el primer estado de la unión americana en prohibir el uso de cigarrillos electrónicos, también conocidos como vapeadores, ya que las autoridades consideran que estos ocasionan graves daños a la salud, principalmente en los jóvenes, sus mayores consumidores.

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, ordenó el día de ayer la prohibición, luego de recibir un informe del Departamento de Salud del estado, el cual indicó que los cigarrillos electrónicos se han convertido en una emergencia de salud pública entre los adolescentes y jóvenes.

“Mi prioridad número uno es mantener a nuestros hijos seguros y proteger la salud de la gente de Michigan”, declaró Whitmer en entrevista.

La gobernadora acusó a las empresas que fabricar este tipo de cigarrillos de usar sabores dulces para así atraer al público joven, el cual desarrolla una adicción a la nicotina. De dicha prohibición quedan exentos aquellos vapeadores con sabor a tabaco.

Se espera que dicha prohibición entre en vigor en un plazo no máximo a 30 días, solo falta que el departamento de salud emita algunas regulaciones. Esta tendrá vigencia de 6 meses con opción a que se amplíe por un mismo período de tiempo.

Asimismo, la gobernadora también pidió que existan ciertas restricciones en la publicidad que se realiza de los cigarrillos electrónicos, pidiendo la prohibición de uso de palabras como “seguro” y “saludable”, ya que considera es completamente falso.

La noticia no ha caído nada bien entre los defensores del vapeo, pues consideran que esta decisión es totalmente equivocada, ya que traerá un problema mayor: que los consumidores recurrirán al mercado negro para obtener dicho producto.

Otros indican que algunos podrían recaer en su adicción al consumo de cigarrillos tradicionales, lo cual sí pondría en riesgo verdadero a su salud.