La acción de Antonio Brown que le podría costar un año de prisión

Si el receptor abierto grabó la conversación con Jon Gruden sin su consentimiento estaría en graves problemas
La acción de Antonio Brown que le podría costar un año de prisión
Antonio Brown podría tener problemas legales.
Foto: Norm Hall / Getty Images

La novela que ha protagonizado Antonio Brown este verano, podría no tener un final feliz, ya que la última acción que realizó antes de salir de los Raiders podría enviarlo a prisión.

Esta semana se dio a conocer que el receptor abierto, antes de dejar a los “Malosos”, grabó una conversación del que pudo ser su entrenador en jefe Jon Gruden, lo que habría molestado a toda la cúpula de Oakland que finalmente decidió cortarlo.

Este acto es ilegal en el estado de California porque no hubo consentimiento de parte del coach para la grabación, así que en caso de que Gruden decidiera presentar una denuncia ante las autoridades, de encontrar culpable a Brown, el jugador tendría que asumir la sanción, que es de un año de prisión y $2 mil 500 dólares de multa.

Hasta el momento, ni Jon Gruden ni la organización de los Raiders han dado una postura al respecto ni han mencionado si ejercerán alguna acción legal en contra del receptor abierto, quien no disputó ni un solo juego con los de Oakland y que a las pocas horas de conseguir su rescisión, firmó con los New England Patriots.