La Corte Suprema respalda las nuevas restricciones de asilo de Trump

Luz verde a Trump para denegar el asilo a indocumentados que lleguen a través de un tercer país
La Corte Suprema respalda las nuevas restricciones de asilo de Trump
La Administración Trump complica las peticiones de asilo.
Foto: John Moore/Getty Images

El Tribunal Supremo despejó hoy el camino para aplicar una regla de inmigración propuesta por la administración Trump que limita drásticamente la capacidad de los migrantes centroamericanos de solicitar asilo, para que entre en vigencia en todo el país mientras se desarrolla el proceso de apelaciones, reporta CNN.

La orden de la Corte Suprema es una victoria para la administración Trump, que argumentó que la regla era necesaria para descartar a “los solicitantes de asilo que se negaron a solicitar protección en la primera oportunidad”.

La norma, de los departamentos de Justicia y Seguridad Nacional, prohibiría a los migrantes que han residido o viajado a través de terceros países solicitar asilo en Estados Unidos.

Y por lo tanto, prohíbe que los migrantes que viajan a través de México puedan solicitar asilo.

Los jueces Sonia Sotomayor y Ruth Bader Ginsburg anotaron su disidencia con la regla. Se necesitaban cinco jueces para otorgar la solicitud, y los votos de los demás jueces no fueron anunciados públicamente.

“Una vez más, el Poder Ejecutivo emitió una regla que busca anular las prácticas de larga data con respecto a los refugiados que buscan refugio de la persecución”, escribió Sotomayor, junto con Ginsburg, y luego se refirió a “algunas de las personas más vulnerables del hemisferio occidental”.

“Aunque esta nación ha mantenido su puerta abierta durante mucho tiempo a los refugiados, y aunque lo que está en juego para los solicitantes de asilo no podría ser mayor, el Gobierno implementó su regla sin primero dar aviso público e invitar a la opinión pública que generalmente se requiere”, agregó Sotomayor.

En un informe de la Corte Suprema, el fiscal general, Noel J. Francisco, en representación de la administración, dijo que la nueva política era necesaria para abordar “un aumento sin precedentes en el número de extranjeros que ingresan ilegalmente al país a través de la frontera sur y, si son detenidos, solicitar asilo y permanecer en el país mientras se resuelven sus solicitudes “, reporta NYT.

Según la política, que se anunció el 15 de julio, solo los inmigrantes a quienes se les ha negado el asilo en otro país o que han sido víctimas de trata de personas “severa” tienen permitido presentar una solicitud en los Estados Unidos. “Por lo tanto, la norma excluye a los solicitantes de asilo que se negaron a solicitar protección en la primera oportunidad”, escribió Francisco.