¿Cómo deberías ir vestido a una entrevista de trabajo?

No descuides este aspecto tan importante en una entrevista

¿Cómo deberías ir vestido a una entrevista de trabajo?
Usar la ropa equivocada podría restarte puntos y evitar que consigas un empleo.
Foto: Minervastudio / Pexels

Es posible que ya estés preparado para responder todas las preguntas que esperas que te hagan en tu próxima entrevista de trabajo. Sin embargo, no debes olvidarte de un asunto muy importante y que podría restarte o sumarte puntos con el reclutador: la vestimenta.

Y es que la forma en la que te vistas habla mucho de ti, y aunque no lo parezca, es súper importante.

Por eso, a continuación, te decimos qué tipo de ropa podrías ponerte para dar una muy buena impresión. ¡Sigue leyendo!

Cuando el código de vestimenta es estricto

Si vas a postularte para un empleo de finanzas, de banca de inversión, de consultoría, derecho, gobierno o algo similar, deberías vestir lo más formal que puedas.

En estos casos, lo recomendable es usar un traje de color azul marino, gris oscuro o negro. Además, siempre deberías de evitar los colores demasiado fuertes o brillantes, como el rojo o el naranja.

Cuando el código de vestimenta es casual de negocios

Si quieres conseguir un empleo en la industria de la creatividad, como podría ser publicidad, periodismo o moda, es posible que ni siquiera necesites usar trajes.

Lo que puede funcionar es combinar ciertas piezas de los trajes con ropa casual, como un saco con jeans. Esto será suficiente para darte una apariencia relajada, pero profesional y pulcra.

Para saber qué tan informal te podrías vestir para un trabajo, el consejo es fijarte en la forma en que se viste tu jefe y tener en cuenta que tú siempre debes estar un poco más formal que él.

Consejos finales

Por último, si siempre quieres lucir profesional y bien vestido, fíjate bien en las combinaciones y accesorios que uses. Puedes ir todo vestido de traje, pero tu apariencia quedará arruinada si te pones unas zapatillas deportivas, una gorra de béisbol o joyas demasiado llamativas.

El punto es vestirte bien, pero que no se note que estás intentando desesperadamente de llamar la atención.

–También te puede interesar: Palabras que deberías quitar de tu vocabulario para triunfar en el trabajo