Hágase a la idea, ya es diciembre

Para los consumidores el calendario está lleno de fechas relevantes, el fin de año es la que precisa de mayor preparación
Hágase a la idea, ya es diciembre
Las fiestas de fin de año dejan a muchas familias con deudas./Shutterstock
Foto: shutterstock

Para los consumidores el año se convierte en una carrera con distintas metas en lo que se refiere a los gastos. Quienes tienen hijos acaban de pasar la de la vuelta a la escuela y casi sin darnos cuenta estamos en diciembre.

No, no estamos aún en el último mes del año. Quedan algo más de 10 semanas para llegar pero teniendo en cuenta que la mayor parte de las familias con hijos apenas han tenido tiempo de recuperarse del último gran gasto del trimestre, la siguiente meta: las festividades de fin de año parecen estar demasiado cerca.

Acción de Gracias, el 28 de noviembre, abre la invitación al gasto en regalos, comidas y tragos que se suceden hasta finales de mes (y principios de enero entre las familias latinas). Empezará el bombardeo de reclamos comerciales con descuentos y otros tipos de ofertas que finalmente pueden salir muy caras.

Tenga en cuenta que el año pasado los consumidores acabaron las navidades con una deuda media de $1,054, un 5% más que el año anterior según verificó la web de finanzas personales MagnifyMoney. Un 5% de consumidores acumuló deudas de más de $5,000.

La deuda no solo puede aguarle la fiesta, le puede ahogar financieramente y por mucho que las tasas de interés estén bajas, contemple si merece la pena acumular balance así en el contexto de sus necesidades y sus intereses. Si cree que no le interesa hay varias ideas que le pueden ayudar.

  • Haga una lista con todos los gastos.

Y no deje nada fuera porque no solo estamos hablando de regalos. Propinas extra, viajes, salidas, fiestas, las tarjetas de navidad, los adornos del árbol y el árbol. No olvide el papel de regalo.

  • Asigne cantidades. 

Se trata de anticipar qué debe gastar en cada una de las entradas en esa lista. A la hora de decidir sobre regalos considere unirse a otros familiares y amigos para comprarlos. No le de apuro hablar de ser prácticos con el dinero, se sorprenderá cuántas personas quieren que alguien tenga esa conversación. Decida con sus allegados un tope de cantidad y de regalos familiares para adultos o niños. No subestime lo que se va a gastar. Normalmente no se gasta menos sino más. Incluso con descuentos.

  • Compare

No solo precios sino la cifra de gastos especiales que habrá en su hogar para las fiestas con lo que normalmente gasta en un mes. Si se dispara por encima de sus posibilidades o sus ingresos tiene dos meses para reducir gastos normales, ajustar los excepcionales o ahorrar lo que vaya pudiendo para superar esta cuesta. No hay nada que anime más a ahorrar que saber para qué se hace. En este caso hay motivo y calendario. Cualquier cantidad que pueda meter en la alcancía le va venir bien.

  • Estudie alternativas de crédito.

Si no tiene más remedio que gastar por encima de sus posibilidades piense como financiarlo. Hay préstamos personales con mínimos de $5,000 que pueden tener tasas más bajas que algunas tarjetas de crédito aunque todo depende del ratio de deuda con respecto a ingresos y la calificación crediticia.

Una tarjeta de crédito regular puede encarecerle el balance con un APR (Tasa) del 16% en adelante. Pero ahora que las tasas de interés están bajas algunos bancos y emisores están ofreciendo tarjetas con ofertas iniciales al 0% durante meses para hacer transferencias de balances.

Además hay tarjetas que ya puede tener en su cartera que están concediendo periodos de gracia al 0% a quienes planifican la devolución del balance. Chase y American Express son algunas de las que están dando algunas facilidades a algunos clientes. Si se hace con una tarjeta al 0% haga una transferencia de balance en enero y asegúrese de que la oferta para hacerlo tiene una comisión baja o asumible y sobre todo tenga un plan para poder pagarlo en los meses que le dura esa falta de cobro de intereses.