Alcaldía de NYC amplía los beneficios de los programas de renta congelada

Principalmente personas de la tercera edad y discapacitados, estarán bajo el paraguas de mayor amplitud que abre la nueva Ley de Estabilización de la Vivienda y Protección del Inquilino

La Alcaldía de la ciudad de Nueva York publicó una guía actualizada que permite a los neoyorquinos que pagan alquileres preferenciales por unidades habitacionales de renta estabilizada, conocer más a fondo los nuevos beneficios y las exenciones de estos programas conocidos como “Rent Freeze”, específicamente dirigidos a personas mayores de 62 años y discapacitados.  

La Ley de Estabilidad de Vivienda y Protección del Inquilino, aprobada por la Legislatura del Estado a principios de este año, permite a la Ciudad, tras el análisis de la elegibilidad de cada caso, ampliar la congelación de los costos de los alquileres, en otras categorías de inmuebles.

El nuevo paquete legal aprobado en Albany, regula la abismal práctica de las rentas preferenciales, en las que un propietario rentaba una unidad a un valor inferior al del precio del mercado y al renovar el contrato tenía el derecho de empezar a cobrar el costo total, sin importar si eso implicaba aumentos hasta del 100%.

“Tocaremos las puertas para asegurarnos que todos los que necesiten este beneficio y sean elegibles, puedan acceder. Los neoyorquinos que no han podido sentir la congelación de la renta, en su presupuesto mensual, ahora podrán experimentar un verdadero cambio”, dijo Jackie Bray, directora de la Oficina de Protección de los Inquilinos de la Ciudad.

De acuerdo con el reglamento, dado a conocer por las autoridades municipales, para calificar para el Programa de Excepción de Aumento de Renta para Personas Mayores (SCRIE), se debe tener al menos 62 años, ser el jefe de familia y el inquilino principal nombrado en el contrato de renta, o porque se le han otorgado derechos de sucesión.

También es indispensable tener un ingreso familiar combinado, para todos los miembros del hogar que sea de $50,000 o menos. Es muy importante comprobar que más de un tercio de los ingresos mensuales de su hogar se pagan en renta.

En el caso del programa de Excepción de Aumento de Renta por Discapacidad (DRIE), la actualización especifica que se debe tener al menos 18 años y estar incluido en el contrato de arrendamiento de una unidad habitacional, con alquiler controlado, estabilizado o regulado.

Al igual que en el caso de las personas de la tercera edad, debe contar con un ingreso familiar combinado de $50,000 o menos, entre otras condiciones, como la comprobación de haber sido beneficiario de pensiones o compensaciones por discapacidad.

Alivio para millones de inquilinos

“Los programas de congelamiento de rentas de la Ciudad han brindado tranquilidad a decenas de miles de neoyorquinos y estabilidad de vivienda. Ahora que podemos congelar los alquileres preferenciales, el programa traerá aún más alivio”, dijo el alcalde Bill de Blasio.

Entre otras disposiciones aprobadas en la nueva ley estatal, que beneficia a más de 2.5 millones de neoyorquinos que viven bajo el sistema de alquileres regulados, se acordó poner fin al bono de vacancia, que permite a los caseros aumentar los precios, hasta en 20% cuando un inquilino abandona el inmueble.

También se estableció la estabilización de los alquileres como una opción para todas las localidades del estado y no solo para la Gran Manzana.

Consultar el portal digital http://www.nyc.gov/rentfreeze es el primer paso para conocer su elegibilidad.

Consulte su elegibilidad

Ahora, debido a la aprobación de esta Ley histórica, la Ciudad puede congelar el alquiler al nivel preferencial. Para obtener más información, saber si califica y tiene opciones de elegibilidad de congelar el monto de su renta o para hacer seguimiento o renovar su caso, visite www.nyc.gov/rentfreeze. A través de este recurso digital, disponible también en español, conocerá todos los detalles del nuevo reglamento.