Acuerdo entre EEUU y El Salvador pondría en riesgo a solicitantes de asilo

“No es realista esperar que El Salvador pueda ofrecer protección a los solicitantes de asilo”, dijo Meghan López
Acuerdo entre EEUU y El Salvador pondría en riesgo a solicitantes de asilo
Decenas de menores no acompañados esperan asilo en EEUU.
Foto: MARVIN RECINOS / AFP/Getty Images

Los solicitantes de asilo que lleguen a la frontera sur de Estados Unidos podrían ser mandados a El Salvador y tener que solicitar refugio desde esa nación, esto de acuerdo con un acuerdo firmado esta semana entre ambos países. 

Según el Gobierno de EEUU, “este acuerdo es un esfuerzo bilateral para proteger la integridad física y evitar los peligros que conlleva la migración irregular“.

El objetivo del pacto sería detener el flujo de migrantes que intentan solicitar asilo en Estados Unidos, combatir la trata de personas y al crimen organizado. 

Pero de acuerdo con el Comité Internacional de Rescate (IRC, por sus siglas en inglés), el trato pondría en peligro a miles de personas que necesitan protección. Esta organización considera a El Salvador como un país con altos niveles de violencia, e incluso lo comparó con zonas de guerra en Siria. 

“La administración de Estados Unidos Intenta una vez más darle la espalda a las personas extremadamente vulnerables. Esto contraviene las leyes, intereses y valores de Estados Unidos”, dijo la directora nacional de El Salvador en el Comité Internacional de Rescate, Meghan López

IRC reveló que cada año cerca de 300,000 salvadoreños son víctimas de violencia en su país. Como ejemplo se tomó que durante el 2018 la cifra de feminicidios fue de una cada 20 horas, además de que hay familias afectadas por los altos niveles de pobreza, violencia de género y conflicto de pandillas. 

 El Salvador no es seguro para muchos de sus propios ciudadanos y está luchando para satisfacer sus necesidades, por lo que muchos buscan asilo en Estados Unidos. No es realista esperar que El Salvador pueda ofrecer protección a los solicitantes de asilo que huyen de esas condiciones”, acotó López. 

Para IRC, El Salvador se colocó en una posición complicada al aceptar este acuerdo. “La administración Trump debería reenfocar su atención para evitar la protección de las personas vulnerables y estabilizar la región. Además volver a examinar su decisión equivocada de cortar la ayuda al Triángulo del Norte, especialmente si espera que estos países sean parte de la solución”, agregó López. 

Otra organización que reaccionó tras la firma del acuerdo fue America’s Voice, quienes dijeron que esta determinación puede conducir a un futuro acuerdo de “tercer país seguro” con El Salvador. 

“El objetivo del acuerdo de la administración Trump con El Salvador es continuar con la estrategia política de ‘mantenerlos fuera’. Su objetivo es garantizar que los solicitantes de asilo y sus historias nunca se escuchen en los tribunales de Estados Unidos, independientemente de cuán convincentes puedan ser esas historias individuales. La ley de Estados Unidos requiere que los funcionarios gubernamentales especializados escuchen y evalúen esas historias, pero esto y docenas de otros cambios unilaterales destinados a evitar que los solicitantes de asilo tengan una oportunidad justa están en desacuerdo directo con las mejores tradiciones y valores del país”, opinó el director de Comunicación de America’s Voice, Douglas Rivlin.