El gran golpe de ICE al narco por tráfico de drogas y fraude migratorio

El líder fue capturado y hay acusaciones contra 18 personas
El gran golpe de ICE al narco por tráfico de drogas y fraude migratorio
Los agentes especiales de ICE lograron desmantelar la red criminal.
Foto: ICE.GOV

Un gran jurado federal acusó a 18 personas por distribuir heroína, lavar dinero en México y administrar un negocio de identificación de inmigración falso, reportó la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que colaboró con la Fuerza de Tarea de Drogas de Delaware.

La acusación permitió que 14 de los acusados ​​fueran arrestados en el centro de Ohio el martes pasado y se buscará la custodia de cuatro acusados ​​en California, indicó la agencia.

Según la demanda de 16 cargos, Diego Ernesto Castaneda-García era el líder de una organización de narcotráfico que recibió heroína importada de México, la volvió a empaquetar en cantidades pequeñas y la vendió en Ohio y sus alrededores.

Otra parte de la supuesta conspiración de drogas fue que los acusados ​​organizarían el contrabando de trabajadores a los Estados Unidos desde México para su llegada a Ohio para distribuir heroína.

Los conspiradores supuestamente empaquetaron heroína en bolas de aluminio llamadas “fichas”, que se traduce aproximadamente como “monedas” en inglés. La heroína fue vendida a los usuarios en estacionamientos públicos por “corredores” que cobraron $100 dólares por un grupo de 15 monedas.

Se indica que una persona era despachador para atender llamadas y coordinar corredores, mientras otros acusados ​​se encargarían de alquilar apartamentos para que vivieran los corredores y comprar vehículos.

Otros conspiradores crearían documentos de identificación falsos para los trabajadores, incluidas licencias de conducir, tarjetas de Residencia Permanente para extranjeros y tarjetas de Seguridad Social.

“Los agentes especiales con HSI y nuestros socios locales, estatales y federales han eliminado una vez más una sofisticada operación internacional de tráfico de drogas, sospechosa de daños incalculables en nuestra comunidad”, dijo Vance Callander, agente especial a cargo de HSI para Michigan y Ohio.