Tormenta Karen deja a miles sin luz, derrumbes e inundaciones en Puerto Rico

Las lluvias e inundaciones repentinas continuarán en la isla
Tormenta Karen deja a miles sin luz, derrumbes e inundaciones en Puerto Rico
Uno de los derrumbes por Karen se produjo en la carretera PR-1 en Cayey.
Foto: (Teresa Canino / GFR Media)

Un total de 217 refugiados, miles sin luz y varias carreteras afectadas por derrumbes o inundaciones fue el saldo del paso de la tormenta tropical Karen por la región de Puerto Rico.

Así lo informó el comisionado del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), Carlos Acevedo.

Detalló que, durante la noche, aumentó la cantidad de personas que se albergaron en 47 refugios, mientras había un total de 86 refugios abiertos.

Además de las 217 personas, había 15 mascotas.

Mientras, Acevedo señaló que en distintos puntos de la isla se reportaron deslizamientos e inundaciones.

“En Vega Baja, en el barrio Naranjos, por inundaciones anoche fueron desalojadas varias familias. Ya el nivel de agua estaba bajando esta mañana”, sostuvo Acevedo.

Además, dijo que hubo una inundación en la comunidad Villa Batata de Loíza debido a que el sistema de bombeo de aguas pluviales se había detenido, pero se resolvió en 15 minutos.

Asimismo, señaló que la PR-102 de Cabo Rojo se afectó por la caída de tendido eléctrico, la PR-108 en Mayagüez por vegetación, la PR-144 por un deslizamiento y la PR-639 en Florida por un árbol caído.

También se reportó un deslizamiento frente a una residencia en el barrio Buena Vista de Cayey, indicó Acevedo.

Por otro lado, según Acevedo, hoy amanecieron 9,781 abonados (0.6%) sin el servicio energía eléctrica y 11,257 clientes (0.9%) sin el servicio de agua potable.

“Son por cientos bien bajos. En el caso de la luz, cuando caen árboles o ramas, se afecta el servicio. También hay ‘machetes’ que tumban para protegerse cuando pasan estas cosas”, comentó Acevedo.

“En el caso del agua, pues en los sectores donde se va la luz, se afectan las bombas, pero ya las brigadas estaban trabajando para restablecerlo”, agregó.

Para el funcionario, el paso de Karen “fue un buen ejercicio” para la puesta en práctica de las medidas de emergencia ante fenómenos atmosféricos.

“Gracias a Dios, el grueso de las lluvias se quedó al sur o al norte. No cayó todo el agua a la vez. Pudieron ser tres pulgadas en algún momento, lo que permitió que las aguas fueran bajando, aunque por un momento algunos ríos se salieran de su cauce. Eso fueron partes de los factores para que no hubieran grandes daños”, expresó Acevedo.

“Son por cientos bien bajos. En el caso de la luz, cuando caen árboles o ramas, se afecta el servicio. También hay ‘machetes’ que tumban para protegerse cuando pasan estas cosas”, comentó Acevedo.

“En el caso del agua, pues en los sectores donde se va la luz, se afectan las bombas, pero ya las brigadas estaban trabajando para restablecerlo”, agregó.

Para el funcionario, el paso de Karen “fue un buen ejercicio” para la puesta en práctica de las medidas de emergencia ante fenómenos atmosféricos.

“Gracias a Dios, el grueso de las lluvias se quedó al sur o al norte. No cayó todo el agua a la vez. Pudieron ser tres pulgadas en algún momento, lo que permitió que las aguas fueran bajando, aunque por un momento algunos ríos se salieran de su cauce. Eso fueron partes de los factores para que no hubieran grandes daños”, expresó Acevedo.

El director de Nmead considera que, entre los asuntos que vio que necesitan afinarse, señaló la necesidad de orientar y dar a conocer más sobre el concepto de los refugios especializados para personas con necesidades médicas.

“Es la primera vez que se abren. Hay que orientar que allí no se van a dar servicios médicos. Es solo que se tendrá la disponibilidad de conexión de equipo o maquinaria que una persona necesita para su salud y que habrá un personal especializado en caso de que haya un percance de salud”, afirmó Acevedo, al asegurar que al final de la jornada de ayer se aclaró que sí había ese personal disponible, pese a que varios medios de comunicación no lo encontraron cuando los visitaron.

(Por Alex Figueroa Cancel)