Consiguió la ciudadanía en EEUU y trabaja de guía. Pero ahora lo acusan de ser espía chino

Un video del Departamento de Justicia muestra cómo actuaba el sospechoso para llevar información secreta de EEUU ante el gobierno chino

Un hombre de San Francisco naturalizado estadounidense ha sido acusado este lunes de ser agente secreto para el gobierno chino y de entregar a funcionarios del país asiático información clasificada de seguridad nacional.

Xuehua Peng, que también responde al nombre de Edward Peng, es guía turístico en la zona de la bahía del estado dorado. Pero ese no ha sido su único trabajo desde que llegó al país. El hombre, de 56 años, fue arrestado el viernes en la también californiana ciudad de Hayward. Durante la comparecencia inicial ante un juez federal de primera instancia, se le negó el derecho a libertad bajo fianza; según dijo este lunes la acusación federal en una conferencia de prensa.

Peng combinaría “técnicas antiguas de espionaje con tecnología moderna“, de acuerdo al fiscal federal David Anderson. Contra él se han presentado “cargos por establecer escondites secretos, hacer pagos y llevar personalmente a Beijing (China) tarjetas SD (seguridad digital) con información clasificada de Estados Unidos”, agregó Anderson.

Es decir, Peng no está acusado de obtener información secreta del gobierno estadounidense sino de hacer de mensajero entre octubre de 2015 y junio de 2018. Xuehua Peng dejaba el dinero en habitaciones de hotel de ciudades estadounidenses que funcionaban como “escondite”. En estos mismo lugares, el hombre recogía las tarjetas SD que, según la denuncia criminal, entregaba en persona a sus responsables del gobierno chino en Beijing.

El acusado se enfrenta a una condena máxima de 10 años de prisión y a una multa de 250,000 dólares, si lo declaran culpable. El dos de octubre tendrá que volver al tribunal de San Francisco.


Ciudad ‘santuario’ pone freno a ICE por “manipular” a sus policías para que arresten inmigrantes

VIDEO: Ciudad californiana sufre raros fenómenos meteorológicos. ¡Hasta un tornado con granizo!

Burló la barrera de seguridad y saltó al vacío en el Gran Cañón. Aún no han encontrado su cuerpo