Encuentran a una mujer abrazada a su bebé en el fondo del mar

La policía italiana ha conseguido llegar hasta los restos sumergidos de la embarcación y se ha encontrado con un panorama desolador
Encuentran a una mujer abrazada a su bebé en el fondo del mar
Imágenes del fondo del mar Mediterráneo.
Foto: Guardia costera italiana

El pasado 7 de octubre una madre y su bebé fueron halladas muertas en el fondo del mar Mediterráneo, en aguas italianas concretamente.

Fue la guardia costera italiana quien encontró los cadáveres a unos 500 metros del lugar en el que se hundió su embarcación, en Lampedusa.

La Guardia Costera grabó la imagen de la mujer, aún con el gesto de abrazar a su bebé.

La mujer y su hijo formaban parte de los migrantes ilegales que viajaban a bordo de una embarcación que se hundió frente a las costas de Lampedusa. 13 de estas personas murieron, las otras 22 consiguieron sobrevivir y fueron rescatadas antes de morir en el mar.

Fue la propia Guardia Costera italiana la que grabó las imágenes, que son totalmente desoladoras.

Según informa La Reppublica, las imágenes muestran  un triste panorama: trece cuerpos hundidos, entre ellos el de una madre y su hijo de apenas dos años, abrazados en el fondo del Mediterráneo.

La ONG española Open Arms compartía la imagen en su cuenta de Twitter y añadía un contundente mensaje:

“Golpea la imagen, pero más duele saber que las decenas de vidas que junto a esta persona se hundieron en el fondo, podrían seguir vivas. Buscaban una Europa en paz y les atrapó el fondo del mar. Malditos sean los verdugos. Ojalá no les deje dormir”, se puede leer en el tuit.

La imagen no ha hecho más que reavivar la herida que no se cierra y que mantiene la lucha abierta entre el gobierno italiano y ONG’S que no se ponen de acuerdo sobre qué hacer cuando inmigrantes que buscan una vida mejor en Europa se encuentran a la deriva en medio del y necesitan ser rescatados. Los mandatarios niegan el derecho y obligación de ayudar, mientras que los miembros de equipos de rescate desoyen las órdenes y se niegan a ver morir más migrantes.

Según reportes de la Organización Internacional para la Migración, con estas muertes ya son casi 1,000 personas las que han perdido la vida este año en el Mediterráneo tratando de llegar a las costas europeas.