La justicia debe ser para todos

La justicia debe ser para todos
Foto: Shutterstock

La justicia para los inmigrantes en Queens comienza primero con garantizar que su estado migratorio no se use en su contra cuando denuncien un delito, una condición insegura en el lugar de trabajo o algo sospechoso.

La equidad bajo la ley debe ser para todos, sin importar su estado migratorio.

Nuestro condado de 2.3 millones de residentes es el más diverso del mundo, con individuos que provienen de más de 200 naciones y que hablan más de 100 idiomas. Con ese orgullo viene una responsabilidad colectiva para nuestra población inmigrante.

Esta responsabilidad se ve reforzada por la extralimitación desmesurada del presidente Donald Trump y las autoridades federales para limitar las llegadas de inmigrantes y aumentar las deportaciones. El presidente ha empeorado las cosas con su vergonzoso avivamiento de la xenofobia.

Lamentablemente, los delincuentes se aprovechan de muchos de nuestros inmigrantes, tanto documentados como indocumentados. Ellos son el blanco de una variedad de crímenes, incluyendo la ‘green card’ y otros fraudes, abuso doméstico, tráfico sexual y ataques violentos.

Como fiscal de Queens defenderé el estatus de la ciudad de Nueva York como Ciudad Suntuario y defenderé los derechos de todas las personas a la plena protección de la ley, independientemente de su estado migratorio.

Entre mis objetivos clave está la creación de una Unidad de Justicia para Inmigrantes. Esta unidad trabajará con las comunidades de inmigrantes del condado para alentar a las víctimas a denunciar delitos y abusos, sin temor a que por ser indocumentados los puedan detener.

La oficina del Fiscal de Distrito también aumentará su enfoque en la prevención de la injusticia contra los inmigrantes que trabajan para cumplir su Sueño Americano. Desafortunadamente, los trabajadores inmigrantes corren un riesgo significativo de ser víctimas, con el robo de salarios, condiciones laborales inseguras y entornos laborales hostiles.

Con ese objetivo, los equipos multilingües de la oficina buscarán trabajadores inmigrantes para evaluar cómo son tratados en el lugar de trabajo. Y garantizamos que el estado migratorio de ninguna persona resultará en un arresto si denuncian abusos en sus sitios de trabajo. Para proporcionar más garantías, aumentaremos las inspecciones aleatorias en los sitios de trabajo.

También contrataremos una persona para que sirva de enlace para mejorar el diálogo entre la oficina del Fiscal del Distrito, los trabajadores indocumentados y las organizaciones que trabajan con ellos.

Habrá tolerancia cero con respecto a los crímenes de odio. Como residente de Queens de toda la vida, he visto demasiados de estos incidentes trágicos y deplorables a lo largo de los años.
Nuestros vecinos de diferentes religiones, etnias, orientación sexual e identidad de género tienen los mismos derechos que todos los demás. Nuestra diversidad es realmente lo que hace que Queens sea un excelente lugar para vivir, trabajar y jugar.

Habrá un enfoque renovado e innovador en nuestra búsqueda de justicia para las víctimas de crímenes de odio. Nos aseguraremos de que se envíe un mensaje inconfundible de disuasión a quienes consideren actos de odio.

Además, mi equipo y yo nos comunicaremos con comunidades que han sido afectadas por crímenes de odio. Nuestro objetivo será crear conciencia en la comunidad sobre las leyes de delitos de odio del estado y cómo se pueden usar de manera más efectiva para lograr justicia.

Estos son nuestros vecinos, amigos y familiares. Vinieron a América por la misma razón que mis antepasados: por una vida mejor, libertad personal e igualdad de oportunidades.
Se merecen no solo nuestra compasión, sino también justicia.

-Melinda Katz es la presidenta del Condado de Queens y la candidata para Fiscal del Condado de Queens