Juergas con mujeres y alcohol, el pan de cada día en la Selección de Dinamarca

Ex integrante del equipo reveló que era una costumbre en las concentraciones

Juergas con mujeres y alcohol, el pan de cada día en la Selección de Dinamarca
Nicklas Bendtner reveló los excesos de la selección danesa.
Foto: Catherine Ivill / Getty Images

Mientras en México las fiestas de los integrantes del Tri con mujeres y alcohol son motivo de escándalo, en la Selección de Dinamarca hubo una época en la que eran algo cotidiano, así lo aseguró Nicklas Bendtner, ex integrante de este conjunto.

El ex jugador del Arsenal y la Juventus, quien fue durante años un referente en el ataque de Dinamarca, selección con la que disputó el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, hoy lanzó su autobiografía, en la cual revela episodios llenos de excesos de los daneses que integraban el combinado nacional.

Las habitaciones están en una punta del hotel y hacemos que unas chicas traigan provisiones y reserven cuartos en la otra. Cuando Morten Olsen (DT del 2000 al 2015) se va a dormir, nos movemos con sigilo y vamos allá. Es una tradición que ha existido durante mucho tiempo”, escribió Bendtner sobre una de las tantas anécdotas que incluyó en el libro titulado “Begge sider” (Ambas caras).

En otra de las historias de su autobiografía, el futbolista narra que cuatro días antes de debutar con Dinamarca, a los 18 años, se emborrachó en una fiesta hasta quedar inconsciente y sus amigos tuvieron que llevarlo a casa en una carretilla.

“Estaba tan fuera de mí que me cagué en los pantalones y vomité por todos lados”, detalló Bendtner, quien dijo que no reveló nada al día siguiente en su primer entrenamiento y que Olsen (DT) no supo de su mal estado y pudo debutar contra Polonia con un gol.

Hace unos momentos, en cuanto salieron a la luz estas revelaciones, la prensa europea cuestionó al respecto a dos ex jugadores y ex compañeros de Bendtner: Peter Møller y Jon Dahl Tomasson, pero ellos declararon no tener conocimiento de las fiestas de las que hablaba Nicklas.

Bendtner tiene 31 años de edad y actualmente juega para el FC Copenhague, equipo en el que debutó y del cual es hincha. A la selección de Dinamarca no ha sido convocado desde hace varios meses.