Todo lo que no sabías del exquisito jamón serrano, legado culinario español

El jamón serrano forma parte de una gran herencia cultural española, es un alimento milenario que se ha vuelto popular en todo el mundo. Conoce todos los detalles de este extraordinario producto básico de la dieta del Mediterráneo

Todo lo que no sabías del exquisito jamón serrano, legado culinario español
El jamón es uno de los productos estrellas de la gastronomía española y forma parte de las carnes frías más famosas en todo el mundo.
Foto: shutterstock

El jamón serrano es uno de los alimentos más representativos de la gastronomía española, por su delicioso sabor se ha vuelto un producto popular en todo el mundo. Es parte indiscutible de la historia española y su proceso nació de la necesidad de conservar los alimentos, aproximadamente hace unos 5,000 años.

Como parte de las primeras técnicas de conservación de los alimentos, los hombres primitivos introdujeron procesos como el ahumado, marinado, secado y la salazón. Desde la llegada del cerdo a través de los fenicios a la península Ibérica, ya se comerciaba con algunos embutidos curados, entre ellos el jamón. Posteriormente los romanos respetuosos de las culturas y tradiciones presentes en los territorios que se incorporaban a su imperio, se quedaron enamorados de estos manjares ibéricos y los introdujeron a la península. Desde estas épocas el jamón era reservado para las clases pudientes, esto se debe a que es la parte más valiosa, jugosa y sabrosa del animal.

Posteriormente en la Edad Media y Edad moderna el consumo de cerdo continuó expandiéndose en forma de carne y embutidos. Y desde hace muchos años en todo Europa la matanza de cerdos es una de las grandes fiestas del mundo rural. Te invitamos a conocer todos los detalles de esta inigualable herencia culinaria española.

Todo lo que no sabías del jamón serrano:

  • El jamón serrano es uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea, esto se debe a sus cualidades nutricionales entre las que se le reconoce por su aporte en proteínas, vitaminas y minerales. 
  • El arte de salar y curar jamón serrano es una valiosa técnica que se ha mantenido viva a lo largo de los años.
  • El jamón serrano se obtiene de los cerdos blancos, principalmente de las razas Duroc, Pietrain, Landrace o Large White. Es un producto que requiere de un proceso de maduración de 7 meses. 
  • La palabra serrano hace referencia al proceso de curar el jamón en parajes elevados de las sierras. 
  • Una pieza de jamón serrano esta conformada por cuatro partes la maza, la contramaza, la punta, el corvejón y la pezuña.
  • Para determinar la calidad  y tradición del jamón serrano existen tres denominaciones de origen. La más estricta es la del Jamón Consorcio Serrano que ofrece un tiempo de maduración mínimo de 12 meses.  Esta Asociación es la responsable de garantizar la calidad de sus piezas de jamón en el mercado internacional. 
  • Como parte indispensable de la cultura del jamón serrano se encuentra el cortador, que es la persona responsable de optimizar al máximo la pieza de jamón y obtener cortes perfectos.
  • Existen todo tipo de jamones serranos los cuales varían en el tipo de animal, alimentación y el ejercicio que hizo.
  • Para identificarlos se utiliza un sistema de etiquetado por colores, de esta manera se tiene conocimiento sobre la calidad del jamón. Estas etiquetas se dividen en las siguientes categorías: Precinto negro, que se refiere a los jamones de más alta calidad son jamones de bellota, 100% ibéricos. Precinto rojo, se utiliza para jamones que no son ibéricos, pero reciben la alimentación de la categoría negra. Precinto verde, son jamones de campo en los que se alimenta a los cerdos con pasto. Precinto blanco, son jamones de cebo ibéricos, los cerdos se alimentan en establos principalmente con granos y cereales. 
  • Probablemente has visto que los jamones siempre se encuentran colgados, esta costumbre permite la correcta ventilación del producto y ayuda a que vaya perdiendo la humedad.
jamon serrano
Jamón serrano./Foto: Shutterstock