A sus 18 años, voló 500 millas para perder la virginidad con un hombre 24 años mayor que ella y su novia

Los tres viven una relación de poliamor
A sus 18 años, voló 500 millas para perder la virginidad con un hombre 24 años mayor que ella y su novia
Una relación poliamorosa no es fácil de llevar.
Foto: Shutterstock

Cuando Gabrielle Reese le contó a su familia que dejaría su casa en Idaho para viajar a Salt Lake City, en Utah, y conocer ahí a una pareja con la que había entablado una relación a través de un sitio web, sus padres no quedaron muy felices con la idea. Pero de todas formas lo hizo.

A sus 18 años, Gabrielle voló 500 millas para perder la virginidad con un hombre 24 años mayor que ella y su novia. La pareja, Jacob Boswell de 42 años y Megan Muirhead de 27, sostuvo conversaciones con Gabrielle durante unos tres meses antes de acordar su primer encuentro en el año 2016.

Gabrielle, diseñadora gráfica que ha sostenido una relación poliamorosa con la pareja durante tres años, narró a The Mirror su experiencia: “Perdí mi virginidad ese primer fin de semana. Realmente nunca discutimos eso como el plan, pero todos estábamos interesados ​​y abiertos a la idea. Todo fue emocionante y nuevo. Todos hicimos clic muy rápido y había mucha química, todos estuvimos involucrados esa primera noche”.

La joven, que se asume a sí misma como bisexual, relató que poco después de esa primera visita decidieron que ella se mudaría a Salt Lake City. “Al perder mi virginidad con un chico y una chica, al ser bisexual, también pude experimentar todos los aspectos de mi sexualidad. Las niñas son suaves, delicadas y cariñosas, mientras que los hombres son más dominantes”, explicó a la publicación.

Hoy tiene 21 años, y Gabrielle admite que no todo ha sido miel sobre hojuelas, pues los celos son un tema difícil de sobrellevar en una relación poliamorosa, pero tratan de resolverlo entre los tres.

Luego de tres años de relación, los padres de Gabrielle, Don de 46 años y Kathea de 44, han aceptado la forma en que su hija vive su vida, al lado de un hombre que hoy tiene 45 y de una chica que hoy tiene 30.