El cártel que controla la delincuencia en la capital mexicana

La Unión Tepito trafca droga, realiza extorsiones y secuestros en la Ciudad de México
El cártel que controla la delincuencia en la capital mexicana
Golpe al cártel La Unión Tepito.
Foto: Agencia Reforma

MEXICO.- El primer domingo de noviembre, el Barrio de Tepito intentó levantar su ánimo. Otra vez. La conflictiva zona ubicada en el centro de la capital mexicana sacó bocinas e hizo un show con música alta y muchas garnachas y la gente se puso a bailar.

Apenas unos días antes, la policía de la capital mexicana y la Marina realizaron un operativo que puso de cabeza a los delincuentes más sanguinarios de la capital: el cártel Unión Tepito que agrupa a vendedores de droga, extorsionadores, ladrones, asesinos

“Tepito vive, baila, come, reza y trabaja en las calles”, chilló una voz de mujer en el espectáculo dominguero donde se dijo dispuesta a “arrebatar” el barrio a los malandrines, aunque la realidad escupa otra cosa.

Imágenes de la policía dieron cuenta, días atrás, que en el operativo se detuvieron a 32 presuntos delincuentes de La Unión de Tepito quienes, había montado toda una empresa ilegal para hacerse de dinero a costa de la droga.

Entre casas y departamentos, puestos de venta de mercancía robada o falsificada en Tepito, montaron laboratorios para elaborar metanfetaminas, guardaron armas de alto poder, construyeron túneles y hasta un altar de santería a la que se le ofrendaban cráneos humanos cuya procedencia sigue siendo un misterio.

También se decomisaron 50 kilos de precursores químicos, más de dos toneladas de marihuana, 20 kilos de cocaína, 20 armas, un lanzacohetes, granadas, balas y dinero.

Las autoridades incluso dijeron que casi unos 80 agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y 40 policías de Investigación estaban siendo investigados por presuntos nexos con el cártel de la Unión Tepito, entre ellos, un ex jefe de sector: Gerardo Cortés “El Capaz”.

El golpe a la organización parecía que al fin acabaría con una célula impune que hacía la  vida imposible a comerciantes y locales a quienes cobraba derecho de piso, pero en días reciente fueron liberados 30 de los 32 detenidos porque los policías de investigación no lograron documentar las detenciones y el juez ordenó la liberación.

A los pocos días, las intimidaciones a los negocios volvieron con la exigencia de que una parte de las ganancias de tiempos navideños era para llos, según denuncias de los afectados.

“Los cárteles no sólo han alcanzado a la ciudad sino que la han rebasado”, advirtió Héctor de Mauleón, analista y autor de algunos libros sobre el tema.

“En la CDMX operan, además de la Unión Tepito, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Anti Unión, Cártel Nueva Generación Tepito y Cártel de Tláhuac”.

Esto a pesar de los 83,000 policías de diferentes corporaciones que operan en la ciudad: 26,000 preventivos; 6,000 de operaciones tácticas; 28,000 auxiliares, 18,000 bancarios, 3047 elementos de la Guardia Nacional,  20,000 y 28,000 soldados y 10,000 marinos.

La Unión de Tepito comenzó a operar en 2010 bajo el mando de Javier Hernández alias “Pancho Cayagua” con del hoy convicto Édgar Valdés, “La Barbie” (extraditado posteriormente a EEUU) quien promovió reuniones entre líderes de bandas delictivas locales para empoderarse como organización.

El asesinato de “Pancho Cayagua” en 2016 después de librar la cárcel dio muestras de que la organización está estructurada de tal forma que siempre tendrá cabecillas para suplir al faltante.