“Oportunistas” y “tardías” califican disculpas de Bloomberg por plan ‘stop and frisk’

Activistas y líderes políticos arrementen contra el exalcalde, calificando sus "disculpas como políticamente necesarias", por sus ambiciones presidenciales
“Oportunistas” y “tardías” califican disculpas de Bloomberg por plan ‘stop and frisk’
Activistas acusan un nuevo capítulo de NYPD de usar el stop-and-frisk mayoritariamente con las minorías.
Foto: Archivo / Archivo

Tras las disculpas ofrecidas por el exalcalde Michael Bloomberg, por la intensificación del plan de prevención criminal conocido como ‘stop and frisk‘ (parar y registrar) durante su mandato, el cual ha sido calificado como una “guerra de la Uniformada contra las comunidades negras y latinas en la Gran Manzana”, organizaciones, activistas y líderes políticos locales, generaron una tormenta de críticas contra quien se asoma en la carrera por la Casa Blanca.

“Usted perdone a muchos por cuestionar las disculpas, con una década de retraso, y en vísperas de una campaña presidencial. No es suficiente borrar el legado de los abusos sistémicos de detener, preguntar y registrar a las personas, cuyas vidas se vieron perjudicadas por el exceso policial”, reaccionó el defensor del pueblo de la Gran Manzana Jumaane Williams.

El funcionario recordó que apenas a principios de este año, el exalcalde neoyorquino defendió esta estrategia policial, que de acuerdo con cálculos de la Unión de Libertades Civiles, durante la gestión de Bloomberg frente a la Alcaldía entre el 2001 y el 2013, se radicalizó multiplicando siete veces su aplicación.

“Esta fue una de las muchas tácticas aplicadas por la Administración Bloomberg que tuvo un impacto perjudicial por la criminalización de los neoyorquinos, de bajos ingresos y las comunidades de color, además en materia de vivienda y educación”, argumentó Williams.

Williams: “estas disculpas vienen con una década de retraso”.

Y hasta algunos sectores de la misma Uniformada tampoco tomaron las disculpas en serio. El presidente de la Asociación Benevolente de Patrulleros de la Ciudad de Nueva York (PBA), Patrick Lynch, dijo que “el alcalde Bloomberg podría haberse ahorrado esta disculpa, si hubiera escuchado a los oficiales en la calle “.

Lynch, quien también mantiene una férrea oposición, al manejo de la Uniformada por parte de la actual administración, recordó que a principios de la década de 2000, hizo énfasis en que estas paradas callejeras, estaban contaminando la relación entre los policías y las comunidades.

“La política equivocada de esa administración inspiró un movimiento contra la policía que los ha convertido en el blanco de odio y violencia”, enfatizó Lynch.

Un tema clave

Entre tanto, el reverendo Al Sharpton, presidente y fundador de la organización National Action Network, manifestó su “alegría” porque ahora Bloomberg reconoce que esa política fue incorrecta, en un momento en que el Presidente Trump está pidiendo “parar y registrar a nivel nacional”.

Sharpton agregó que el exalcalde “debería ser señalado con los mismos estándares que juzgamos a Joe Biden, el autor de la Ley de Delitos de 1994, que condujo a un número desproporcionado de hombres negros y latinos que iban a la cárcel durante años. Así, como al senador Bernie Sanders, que votó a favor de dicha ley ”.

‘stop and frisk se convirtió en un tema clave en la campaña para la Alcaldía en el 2013. El entonces candidato Bill de Blasio, prometió deshacer las tácticas policiales de mano dura de la Administración Bloomberg, quien en reacción defendió a capa y espada el plan, y consideró las críticas como un “espectáculo político”, pues se trataba de su táctica principal para enfrentar el crimen.

Y al actual Alcalde también salió al paso a las disculpas de su antecesor, advirtiendo “solo lo hizo, debido a sus intereses en el cargo más alto de la nación. Es como una disculpa, en el lecho de muerte”, ironizó De Blasio.

Diferentes analistas también dejaron escuchar sus opiniones este lunes sobre el polémico tema. Charles Blow, reconocido columnista de The New York Times puntualizó que el aspirante presidencial “necesitaba” disculparse. Se preguntó, además, si los votantes negros deben pensar: “¿Bloomberg es el antídoto contra lo que afecta a Estados Unidos en materia de raza y justicia penal, o es uno de sus vectores?”

En un discurso en el Christian Cultural Center, una iglesia negra en Brooklyn, Bloomberg dijo el pasado domingo que “he llegado a comprender algo que me costó admitir. No entendí, en un momento el impacto que estas paradas estaban teniendo en las comunidades negras y latinas. Sin embargo, hoy quiero que sepan, que me di cuenta que estaba equivocado, y lo siento“.

‘Stop and frisk’ en 3 claves

  • Se trata de una estrategia de prevención del delito que había sido un elemento básico de la policía en todos los Estados Unidos, durante más de 30 años, antes de que Bloomberg asumiera el cargo.
  • Un oficial debía tener discrecionalidad y una “creencia razonable” de que la persona está, ha estado o está a punto de estar involucrada en un delito.
  • Si los oficiales de policía creen que el detenido está armado, un oficial puede realizar un cacheo pasando las manos sobre las prendas exteriores de la persona.

Era Bloomberg en números:

  • 2002 fue el inicio de la era Bloomberg en NYC , lo cual coincidió con una expansión dramática en la aplicación de parar y registrar, de acuerdo con la Unión de Libertades Civiles.
  • 90% de los revisados y detenidos en estos operativos pertenecían a comunidades afroamericanas e hispanas, de acuerdo con datos oficiales.
  • 5,081,689 personas fueron paradas y registradas durante la administración Bloomberg.
  • 685,724 operativos de este tipo se reportaron en 2011, siendo el año en donde alcanzó sus niveles más agudos.
  • 14 de cada 10,000 paradas realizadas durante la era de Bloomberg detectaron un arma.
  • 76 %  disminuyeron las revisiones selectivas en NYC durante la administración de Di Blasio, al mismo tiempo, el crimen cayó a niveles no vistos desde la década de 1950.