Pasó de todo en la súper despedida de Diego Forlán: Luis Suárez acabó de arquero y ¡lo hace muy bien!

Un festejo a la altura de uno de los mejores jugadores latinoamericanos de los últimos tiempos

Pasó de todo en la súper despedida de Diego Forlán: Luis Suárez acabó de arquero y ¡lo hace muy bien!
Diego Forlán, el adiós de un grande del futbol latinoamericano.
Foto: EFE

Con un espectáculo lleno de goles, música y fuegos artificiales, el uruguayo Diego Forlán concluyó este sábado su carrera como futbolista profesional rodeado de ex compañeros y amigos.

Dos tiempos de 35 minutos cada uno, le permitieron al público disfrutar de la calidad de varios futbolistas y exfutbolistas como los argentinos Javier ‘Pupi’ Zanetti, Juan Román Riquelme, Juan Sebastián Verón y los uruguayos Luis Suárez y Sebastián ‘Loco’ Abreu.

Antes del encuentro, el ruido y el color de la pirotecnia acompañó el ingreso al campo de los protagonistas, quienes defendieron a los equipos de Uruguay, dirigido por Óscar Washington Tabarez y el de los Amigos de Diego.

Con los invitados en el campo, un show de humo marcó el ingreso de Forlán, quien portó la camiseta número 10 de la celeste.

Los hinchas no tardaron en poder gritar el primer gol de Forlán, quien tras convertir fue manteado por sus compañeros.

En el entretiempo del juego, los jugadores no abandonaron el campo de juego y allí pudieron escuchar la música del increíble grupo uruguayo No Te Va Gustar, que hizo vibrar las gradas del Centenario con su canción “Cielo de un solo color”.

En la segunda parte, Forlán abandonó la celeste y pasó a jugar con sus amigos, equipo al que se sumó Juan Román Riquelme, quien había visto la primera parte desde el banco de suplentes.

Con Diego y Román juntos rememorando sus mejores tiempos en el Villarreal español, el conjunto que vistió de blanco remontó y llegó hasta la igualdad gracias a los tantos de Forlán, Diego Milito y Esteban ‘Cuchu’ Cambiasso.

Si bien los goles podrían haber sido más, los jugadores tuvieron una enorme complicación: encontrarse con Luis Suárez que se puso los guantes de portero y mostró que en ese puesto tiene una calidad similar a la que muestra en el área contraria.

Volando de palo a palo, descolgando centros y sacando potentes disparos, el delantero del Barcelona dio un espectáculo aparte y se ganó todos los aplausos de la gente.

Con un empate 6-6 el árbitro marcó el final del encuentro y dio comienzo a la última parte del espectáculo.

Allí, un gran show pirotécnico que iluminó el cielo de Montevideo y un vídeo con goles anotados por Forlán en la selección, reproducido por la pantalla gigante del estadio, despidieron al 10.

Ahora, el exjugador del Atlético de Madrid comenzará una nueva etapa como entrenador del Peñarol, club del que es confeso hincha.