Dos acciones de indocumentados que podrían complicar sus casos migratorios

Hay que evaluar bien antes de tomar cualquier decisión

ICE busca concretar deportaciones de indocumentados.
ICE busca concretar deportaciones de indocumentados.
Foto: ICE

Los inmigrantes indocumentados enfrentan una situación complicada en Estados Unidos desde distintas perspectivas, pero sus casos migratorios podrían complicarse si deciden salir voluntariamente del país sin avisar a autoridades o aceptar irse, pero terminan quedándose.

1. Volver a su país

Algunos inmigrantes indocumentados podrían decidir regresar a sus países, pero sin avisar a la oficina de Inmigración y Control de Adunas (ICE), a fin de no ser procesados para deportación.

Sin embargo su decisión podría ser más complicada de lo que piensan, debido a que al salir de los Estados Unidos, los oficiales de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) o personal del TSA podrían hacerles preguntas que derivarían en un proceso de deportación.

Un reporte de Univision señala que al no haber un protocolo claro sobre estos procesos, los inmigrantes corren el riesgo de ingresar al sistema del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que impactaría sus futuras peticiones de visas.

Técnicamente, sólo hace falta un pasaporte válido (vigente)… Pero el querer salir no es suficiente. Hay que tener un documento vigente que te permita subirte a un avión. Si regresas a tu país, basta solo el pasaporte, pero si quieres viajar a otro país que no sea el tuyo, te van a pedir una visa. Eso también hay que tenerlo en cuenta”, advirtió el abogado Ezequiel Hernández.

El experto agregó que una vez fuera de EEUU esos inmigrantes podrían querer volver sus casos serán más complicados, sobre todo si regresan como indocumentados.

2. Salida voluntaria

Cuando son detenidos por primera vez, los inmigrantes indocumentados podrían tener la opción de salir “voluntariamente” del país, que es considerado un proceso de deportación.

El caso se complica si esa persona no se va en la fecha que aceptó hacerlo, ya que su caso se convierte en una orden final de deportación, indicó el abogado José Guerrero a Univision.

Agregó que a ese inmigrante “le cae encima” la denominada Ley del Castigo, la cual impide que pueda volver hasta 10 años al país si vivió como indocumentado durante un año en EEUU; si estuvo más de 180 días sin papeles el castigo será de tres años.

Expertos indican que después de ese periodo, si ese inmigrante quiere volver a EEUU podría solicitar una visa, pero en algunos casos su pasado como indocumentado podría afectar la decisión del representante consular.

Recuerde pedir asesoría a un abogado para evaluar su caso.