Taxistas livery esperan un fin de año movido pese a las aplicaciones

Aunque gran parte de los choferes de las bases de taxi de la Gran Manzana dejan el volante, otros están listos para cubrir el aumento de llamadas

El taxista dominicano Ramón Camacho espera hacerse su agosto en el fin de las fiestas
El taxista dominicano Ramón Camacho espera hacerse su agosto en el fin de las fiestas
Foto: Edwin Martinez / El Diario NY

El 2019 ya se va. El ambiente festivo se siente en todas partes, y muchos neoyorquinos ven el fin de las fiestas decembrinas y el comienzo de año nuevo como sinónimo de descanso, baile, fiestas, vacaciones y el momento para darle rienda suelta a la hilacha con todo tipo de comida. Pero para otros, como los taxistas de las bases de servicio “livery” que trabajan en las fechas festivas, y prefieren no tomarse esos días libres, es el momento de “hacerse el agosto”, aunque ello implique ciertos sacrificios.

Así lo confiesa el taxista dominicano Ramón Camacho, quien advierte que más allá de las luces y las celebraciones que vienen con la Navidad y el Año Nuevo, a él le gustan estas fechas porque puede “hacer más chelitos (dinero)” levantándose temprano y aprovechando que aumenta el flujo de llamadas.

“Estos días son muy buenos para nosotros. Como decimos, este es el mes de los santos reyes, que se adelantan, y en los días del Año Nuevo y la víspera, siempre se pica algo”, comenta el conductor de la base de taxis livery Super Class, de El Bronx, al tiempo que advierte que de paso se siente muy bien al saber que está ayudando a los pasajeros a movilizarse. “Uno trabaja estos feriados porque la comunidad lo necesita y estamos para prestar ese servicio. Además algo bueno es que la gente se manifiesta con buenas propinas. Hay mucha gente que se porta bien, otros no tanto, pero todo depende de cómo uno los trate”.

Y al referirse a la que ha sido una de las grandes pesadillas de los más de 170,000 taxistas que trabajan en la Gran Manzana, (el auge de aplicaciones como Uber y Lift), el dominicano reconoce que la competencia les bajó clientes, pero también considera que tuvo un impacto positivo en las 500 bases de taxi que hay en Nueva York.

“En cierto sentido las apps sí nos dolieron, pero también las aplicaciones han ayudado a que las bases mejoren porque han tenido que ponerse al día. En cosas de tecnología no estaba tan avanzadas en aquellos momentos y entendieron que para seguir en el negocio hay que ponerse al día con la tecnología para poder competir y eso a nosotros nos trae más clientes”, agrega el taxista, quien lleva 22 años al volante.

Ramón Camacho, Taxista livery

 

Carlos Vásquez, quien lleva 12 años desempeñándose como taxista “livery” también la tiene bien clara en fin de año, y asegura que aunque gran parte de sus colegas se toma esos días libre, para muchos no hay otra opción que trabajar.

“No hay de otra. Uno tiene que pagar renta y la situación está tan difícil, que entonces tenemos que hacer algo para cubrir esos gastos y que mejor que trabajar esos días”, dijo el taxista, quien a pesar de ello confiesa que no deja de festejar. “Yo cojo mi tiempo para compartir con mi familia. Voy a trabajar un rato, pero también busco el espacio, porque esto está difícil”.

Y al hablar de Uber, el conductor asegura que aunque al principio fue “el coco” de los taxistas “livery”, en los últimos meses la cosa ha mejorado.

“Uber últimamente se está yendo en decadencia. Tenemos clientela distinta. Los que se montan con uno no se montan con Uber. A mí me dicen que no quieren Uber porque ellos cambian el precio y nosotros somos una tarifa fija”, agrega el dominicano.

Aderlin Abreu, quien recibe las llamadas de la base de taxis Super Class.

Y aunque Aderlin Abreu, quien recibe las llamadas de la base de taxis Super Class, no está frente al volante, desde su cabina de operaciones, donde despacha los servicios, asegura que desde el teléfono se siente el incremento de solicitudes de vehículos de servicio.

Las llamadas son más y como hay menos taxistas trabajando tratamos de suministrar el mayor servicio posible, pero a veces no puede ser tan rápido como en los días normales, pero estamos aquí para prestar la mejor ayuda que podamos”, dice el joven despachador.

Fidel Farrel, dueño de la base de taxis Super Class Radio Dispatcher, que opera hace más de 23 años, asegura que en materia de números, el incremento de llamadas es casi del orden del 50% en las fiestas del Año Nuevo y la víspera.

“En los tiempos navideños aumentan las llamadas, aumenta el flujo de pasajeros y tenemos más movimiento en nuestra industria. Podríamos decir que aumentan en el doble, porque si en un día regular recibimos hasta 500 llamadas, en esos días puede haber 1,000 llamadas”, dijo el empresario, quien pidió a los pasajeros tener un poco de paciencia.

“Esos días a veces no tenemos suficientes carros disponibles porque también los choferes están celebrando con sus familias. La mayoría de taxistas no trabaja esos días y eso produce una dificultad en la provisión del servicio”, dice el jefe de Super Class, advirtiendo que de los 175 taxistas que suelen operar diariamente, en las fiestas solo están activos unos 40 o 50.

“El turno de la noche, que es donde más se mueve, se disminuye mucho más, pero queremos decirle a nuestros clientes que nuestra meta es seguir prestando en ese momento un buen servicio, que seguirá siendo el mismo, pero tienen que entender que el tiempo de espera se hace mayor”, agregó Farrel, quien de paso hizo un llamado a ser agradecidos con los taxistas.

“Un buen porcentaje de la gente da propinas y gratifican al chofer, pero hay otros que tal vez por no tener las finanzas o no tienen el don de dar, no lo hacen. Pero yo los exhorto a que hagan un esfuerzo, porque la palabra de Dios dice es mejor dar que recibir y eso se multiplica. Es bueno entender que tener un taxi esos días es un privilegio, porque están teniendo un servicio en el momento en que está escaso”, manifestó el dominicano, quien también coincidió con que las aplicaciones no afectan mucho a los choferes “livery” estas fechas.

Fidel Farrel, dueño de la base de taxis Super Class Radio Dispatcher.

“Las aplicaciones han impactado el servicio tradicional que ofrecemos, porque ha disminuido en sentido general, pero en estos días aumenta tanto la demanda y es tan grande el flujo de llamadas que hay para todos”, dijo Farrel, agregando que el trabajo que prestan en los días festivos no es un sacrificio sino un deber.

“Como en los hospitales, aquí estamos nosotros siempre trabajando estos días atendiendo esas llamadas, porque esa es nuestra responsabilidad y no podemos fallar”, concluyó el propietario de la base.

El presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal, Ydanis Rodríguez, quien se desempeñó como taxista antes de hacer su carrera política, reafirmó que esta es la época en que los conductores livery suelen hacer más dinero, pero aprovechó para hacer un pedido a las autoridades.

“Yo viví diciembre como taxista también y sé que esta época es donde más oportunidad de hacer dinero hay porque la gente prefiere no caminar, pero tenemos que seguir trabajando especialmente para que a la industria del taxi livery, que presta el servicio mayormente en la parte del norte de Manhattan, el Sur de El Bronx, Brooklyn y Queens, se les permita trabajar sin que TLC les esté dando tickets por recoger gente”, comentó el líder político. “Un pedido que le hago a TLC es que permita que donde no van los taxis amarillos no se les de multa a los livery por recoger pasajeros y que TLC ponga más agentes concentrados de la 96, en Manhattan, hacia abajo y en los aeropuertos… que tengan flexibilidad especialmente estos días, y que dejen trabajar en paz a los hombres y mujeres que tratan de ganarse la vida dignamente”.

Taxistas livery en cifras

  • 176,791 es el número de taxistas registrados por TLC de ambos géneros
  • 8,409 taxistas son mujeres
  • 4.7% de los conductores de taxi en NY son mujeres
  • 95.3% de los taxistas son hombres
  • 50% de los taxistas son dominicanos
  • Mayoría de las taxistas son dominicanas
  • 500,000 personas diariamente se mueven en taxis en NY
  • Hay unas 500 bases establecidas de Liveries (Car Services/Community Cars) en los cinco condados
  • 14,139 son hombres de taxis livery
  • 671 son mujeres taxistas livery
  • 25,000 carros livery era la cifra hace 5 años
  • 10,900 se calcula el número de autos livery actualmente
  • 50,000 autos livery afirman otros sectores llegaron a existir en la ciudad
  • 250 bases pertenecen a la Asociacion de Propietarios de Bases Livery
  • 250,000 pasajeros movilizan los livery diariamente