2019 se cierra con 145,000 empleos nuevos, pero hay un problema

La tasa de desempleo queda en el 3.5% y el 4.2% para los latinos
2019 se cierra con 145,000 empleos nuevos, pero hay un problema
En el caso de los latinos, el desempleo alcanza al 4.2%, muy en la línea de los últimos meses.
Foto: Justin Sullivan/Getty Images

La marcha de la economía de Estados Unidos ha permitido crear 145,000 nuevos empleos en diciembre, según cifras del Bureau de Labor Statistics, BLS. Con este avance, que está ligeramente por debajo de los 160,000 esperados por los economistas, la tasa de desempleo se mantiene en el 3.5%.

En el caso de los latinos, el desempleo alcanza al 4.2%, muy en la línea de los últimos meses.

Es un porcentaje histórico al que se llega después de más de una década continuada de recuperación económica tras la Gran Recesión. Se trata del periodo de crecimiento económico más largo de la historia moderna y se han contado nueve años seguidos en los que se han creado alrededor de dos millones de empleos nuevos cada 12 meses.

Con la suma de diciembre, la economía lleva creando empleo 111 meses seguidos.

No obstante, como cabe esperar, este crecimiento continuado está perdiendo la fuerza con la que comenzó. Las cifras correspondientes a diciembre no solo consolidan la tendencia a la desaceleración sino que además revisan a la baja las de los meses anteriores, incluido noviembre, cuando inicialmente se estimó que había 266,000 nuevos empleos. Con los nuevos cálculos, se restan 10,000 empleos a esa primera estimación.

En su conjunto, “el año ha ido enfriando la creación de empleo con el menor número de trabajos creados desde 2011”, explicaban los analistas de Oxford Economics. En 2018 se creó una media mensual de 223,000 nuevos empleos y el año que se cerró hace apenas 10 días ha rebajado esta media por debajo de los 180,000.

La desaceleración es esperada tras el largo crecimiento pero los economistas también cuentan con los efectos adversos que ha generado la política comercial de Donald Trump, cuya confrontación con los principales socios de EEUU ha puesto una importante presión e incertidumbre en varios sectores del país, sobre todo en manufacturas.

El empleo ha crecido en los sectores de la salud y el comercio mientras que las fábricas han notado una considerable rebaja de la contratación.

Donde hay poco que celebrar es en el aspecto de los salarios. “Los salarios por hora son decepcionantes al crecer un mero 0.1% y dejando el crecimiento anual en el 2.9%, el nivel más bajo desde julio de 2018.

Las cifras generales de inflación o subidas de precios, a noviembre apuntan a que esta ha crecido a un ritmo del 2.1% por lo que descontando esta, el crecimiento real de los salarios está por debajo del 1%.

Gregory Daco, economista de EEUU de Oxford Economics, no es muy optimista con respecto al futuro. “El crecimiento de los salarios se ha desacelerado apreciablemente desde que llegó al punto máximo del 3.4% en febrero porque los negocios hicieron frente a una demanda menos fuerte, sus márgenes de ganancias estuvieron más ajustados y su capacidad de aumentar los precios están limitadas”.

Daco espera que los salarios se estabilicen alrededor del 3% en el futuro coincidiendo con la tendencia a la moderación en la creación de empleo en 2020.