Unas prácticas de verano para conectar profesionalmente

La participación de los jovenes latinos (16 a 21 años) en el programa municipal de pasantías profesionales Ladders for leaders es aún baja
Unas prácticas de verano para conectar profesionalmente
El ecuatoriano Wilmer Zuna, estudiante neoyorquino, ahora en la Universidad de Stanford, participó dos años en el programa de pasantías pagadas Ladders for leaders.
Foto: Cortesía

Wilmer Zuna es la primera persona de su familia que está en la Universidad. Este ecuatoriano está en su primer año en Stanford (California) con la idea de graduarse en ingeniería mecánica. Él quería ir a la Universidad pero con la condición de que fuera asequible y no supusiera un gran peso para su familia.

Hace dos años solicitó participar en el programa municipal de pasantía profesional durante el verano Ladders for leaders que le logró una plaza durante dos años en el Departamento de Construcción y Diseño del Estado de Nueva York. El programa le abrió las puertas a ayuda y orientación profesionales además de mantener redes de contactos.

“Ladders for leaders me dio exposición a un tipo de trabajo que me interesaba pero sobre todo me dio acceso en términos de interacción profesional a algo que yo no conocía porque en mi comunidad no he tenido la oportunidad de tener esa experiencia. Me ayudó y me inspiró”, dice en una conversación telefónica desde San Francisco.

Zuna dice que en este trabajo de verano vio a personas latinas como él y eso le infundió optimismo sobre sus posibilidades además de abrirle la puerta a una red profesional a la que hasta entonces era ajeno. Una de las cosas que no sabía al no tener un entorno familiarizado con el funcionamiento de la universidad estadounidense es que podía acudir, como lo está haciendo, a un College como al que acude con casi todos los gastos pagados.

Este estudiante, graduado en Midwood High School de Brooklyn College, admite que al no haber tenido la oportunidad de desarrollar un círculo de profesionales hacerlo era algo que le ponía nervioso. Su experiencia laboral como adolescente era la de barista en un negocio de su barrio.

Pero esa preocupación de Zuna entonces es una de las cosas para las que prepara este programa del NYC Department of Youth and Community Development (DYCD) que está apoyado por  NYC Center for Youth Employment y el Fondo de la Alcaldía para el Avance.

Nurus Salam, subdirector para este programa del DYCD explica que este programa, diseñado para estudiantes en secundaria y universidad que tengan entre 16 y 21 años, no solo ofrece pasantías profesionales pagadas en empresas, organizaciones no gubernamentales y agencias del Gobierno sino que además hace cursos de preparación para el mundo laboral, como preparar resumés y entrevistas. “No solo queremos que consigan la pasantía sino que tengan éxito en ella”, explica Salam.

El programa que empezó con menos de 200 pasantías en 2006 ofreció el año pasado 1,173 en unas 400 empresas de salud, finanzas, consultoras, de tecnología y agencias de ciudad. “Tenemos unos 17 sectores porque los jóvenes vienen de con distintos y diversos intereses”.

Los pasantes suelen cobrar como mínimo $15 la hora pero dependiendo de la empresa pueden llegar a los $29. Salam explica que el 30% de los que han pasado por esta experiencia luego son contratados por las empresas en las que hicieron estas prácticas de verano.

Una de las cosas que señala Salam es que pocos estudiantes latinos se animan a participar de este programa, quizá por desconocimiento de su existencia. “El año pasado el 13% de los participantes eran latinos, otros años se llegó  al 20% pero sabemos que hay muchos más que cualifican para este programa”.

El plazo para aplicar este año termina el 24 de enero.

Uno de los que presentó su solicitud para participar el año pasado fue el también ecuatoriano Jeremy Espinoza, de 17 años. Este estudiante, residente en Queens, hizo primero el curso de entrenamiento de hoja de vida y entrevistas además de otros seminarios para terminar haciendo su pasantía en el gigante de las inversiones, Blackrock. Es algo que le vino muy bien para entender mejor su interés por la administración de negocios y el área de recursos humanos que es donde quisiera orientar su formación.

Espinoza trabajó en la oficina de Blackrock en Manhattan y dice que aprendió mucho del mundo de los negocios. “Me gustó que me apoyaban aunque sabían que yo no sabía. Aunque quería hacer recursos humanos me pusieron en un equipo de gestión de inversión para estudiar riesgo y análisis cuantitativo. Mi manager era una vicepresidenta”.

Este estudiante dice que con ese trabajo el pasado mes de julio tuvo la oportunidad de pertenecer al departamento y escribir newsletters, revisar los portafolios de los clientes y también tuvo la oportunidad de participar en los preparativos para la contratación de 70 personas procedentes de distintos países. Trabajó en la coordinación de ese esfuerzo.

“Me gustó la experiencia”, dice Espinoza de un periodo de cuatro semanas con Ladders for leaders que según explica le ha clarificado lo que quiere estudiar en la universidad.

Espinoza cree que es importante que los latinos soliciten participar de este programa porque, a diferencia de Zuna, dice que no vio a gente como él en la oficina donde trabajaba “y creo que es importante que haya latinos en todos los sitios”.

Para este estudiante que espera ir el año que viene a la Universidad, tener una red de contactos en los que están las personas con las que ha trabajado es importante. Personas de su equipo en la financiera están en su red de LinkedIn y dice que mantiene el contacto con ellos. Este año querría volver a repetir experiencia, quizá en otro tipo de trabajo “para diversificar mi curriculum”.

Qué ofrece el programa

  1. Entrenamiento antes de la pasantía: ayuda con el CV, la carta de presentación y la entrevista.
  2. Pasantías de verano pagadas en una variedad de empresas que acomodan los intereses de los estudiantes.
  3. Oportunidad de integrarse en una red de alumnos abierta a todos los estudiantes

¿Cuándo hay que solicitar?

El 24 de enero es la fecha límite para solicitar plaza para el verano de 2020

Puedes solicitarlo si…

  • Tienes entre 16 y 21 años de edad y estás en High School o Universidad
  • Tienes un GPA mínimo de 3.00
  • Eres residente de uno de los cinco condados de NYC
  • Tienes experiencia de trabajo previa, pagada o voluntaria
  • Tienes permiso para trabajar legalmente en NYC