Lo que debes saber antes de ver ‘Killer Inside: The Mind of Aaron Hernandez’

El documentar revela aspectos desconocidos de la vida de Aaron Hernandez

Lo que debes saber antes de ver ‘Killer Inside: The Mind of Aaron Hernandez’
Aaron Hernandez había sido condenado a cadena perpetua.
Foto: Jared Wickerham / Getty Images

La historia de Aaron Hernández es escalofriante. Poco después de firmar un acuerdo de 40 millones con los Patriotas de Nueva Inglaterra en 2012, el ala cerrada fue arrestado por el asesinato del jugador semiprofesional Odin Lloyd

Aaron Hernández se quitó la vida en 2017, en su celda. Ahora, su caso vuelve a llamar la atención por el documental de Netflix Killer Inside: The Mind of Aaron Hernandez

Antes de ver la docuserie, esto es lo que necesitas saber sobre lo que le sucedió a Hernández, desde su arresto hasta su muerte.

Arresto de Aaron Hernández 

En 2013, un corredor encontró a Odin Lloyd (un jugador de futbol semiprofesional que salía con la hermana de la prometida de Hernández) muerto con múltiples heridas de bala en un parque. Días después del descubrimiento del cuerpo, Hernández fue arrestado y acusado de asesinato en primer grado el 26 de junio. En 2015, Hernández fue condenado por asesinato en primer grado y sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por la muerte de su amigo.

Qué pasó en el juicio de Aaron Hernández

Durante el proceso del caso Lloyd, la policía también vinculó a Hernández con otras investigaciones. Lo relacionaron con el tiroteo que mató a los limpiadores Daniel de Abreu y Safiro Furtado en Boston en julio de 2012. En una demanda por daños, Alexander Bradley alegó que Hernández le disparó en la cara después de confrontar al jugador por los asesinatos y que el tiroteo dejó daños permanentes en su ojo. En 2016, él y Hernández llegaron a un acuerdo.

Sin embargo, representado por el famoso abogado José Báez, Hernández fue finalmente absuelto del doble asesinato en 2017. Báez criticó a la policía en la corte y argumentó que Hernández fue atacado como jugador de la NFL. Ese no era el final de los procedimientos legales: Hernández había estado tratando de apelar su condena de 2015.

https://www.instagram.com/p/BVNoYn9lB-4/

Además del doble homicidio, Hernández también se relacionó con un caso de tiroteo en 2007 en Gainesville, Florida, que hirió a dos hombres. El detective Tom Mullins escribió en un informe que Hernández había estado en el club donde ocurrió el tiroteo junto con las víctimas y los testigos, pero no había ninguna evidencia que sugiriera que participó en el tiroteo. La única persona que dijo que vio a Hernández luego se retractó de su declaración.

Más adelante en 2019, el ex compañero de celda de Hernández también afirmó que Hernández bromeó sobre una cuarta víctima. Aparentemente, Hernández había contratado a un equipo de asociados que dispararon a una persona por accidente, confundiéndolo con Lloyd. En su libro sobre Hernández, Dylan Howard dijo que cree que esa persona puede ser Jordan Miller, quien murió en el Hyde Park de Boston en un caso de tiroteo sin resolver.

Cómo murió Aaron Hernández

Días después de su absolución por el caso de Abreu y Furtado, la vida problemática del ex futbolista llegó a su fin. Hernández, de 27 años, fue encontrado muerto en su celda a las 3:05 a.m. del 19 de abril de 2017.

Pero incluso después de su muerte, había más de él por ser descubierto. Luego de la muerte de Hernández, su familia donó su cerebro a la ciencia. Un escaneo de su cerebro después de su muerte reveló que tenía un CTE grave (encefalopatía traumática crónica), que comúnmente se relaciona con golpes repetidos en la cabeza.

Los estudios han demostrado que los jugadores de americano son más propensos a este tipo de afección, que está relacionada con una mayor agresión, un control deficiente de los impulsos y otros problemas de salud mental.

https://www.instagram.com/p/BmbcyORDxRw/

¿Aaron Hernández dejó una nota de suicidio?

Hernández dejó tres notas cuando lo encontraron en su celda. Las cartas estaban dirigidas a su abogado José Báez, su prometida Shayanna Jenkins y su hija Avielle. Ahora publicado en el libro de Báez sobre el ala cerrada, las cartas fueron en diferentes tonos.

La carta para José fue optimista y destacó el aprecio de Hernández por su abogado. Los dirigidos a Jenkins y su hija, por otro lado, eran más inquietantes. Hernández habló sobre el amor de Dios, además de entrar en un “reino eterno”.