Acusan de soborno y fraude a Martin Sandoval, exsenador estatal de Illinois

El caso es parte de una investigación sobre una compañía de cámaras de luz roja y funcionarios públicos
Acusan de soborno y fraude a Martin Sandoval, exsenador estatal de Illinois
Martin Sandoval.
Foto: Senado de Ilinois / Cortesía

CHICAGO — Martin Sandoval, exsenador estatal de Illinois, fue acusado formalmente este lunes por autoridades federales de un cargo de soborno y otro de fraude en los impuestos.

En septiembre de 2019 el Buró Federal de Investigación (FBI) efectuó una búsqueda en las oficinas de Sandoval en Springfield y en el suburbio de Cicero, y en su hogar del suroeste de la ciudad de Chicago. De los tres sitios, los agentes confiscaron cajas de documentos, computadoras, discos duros y varios celulares.

Relacionado: Presunta corrupción en la investidura de Trump llega a los tribunales

Aunque no le hicieron cargos al momento, esto forzó al senador demócrata estadounidense a renunciar de su puesto del presidente del Comité Estatal de Transportación y luego en noviembre a anunciar que renunciaría a su puesto de senador el 1 de enero de 2020, puesto en el que tenía ya 17 años.

Pero los cargos llegaron finalmente y a Sandoval se le acusó formalmente de aceptar sobornos de la industria de las cámaras de tráfico de luz roja a cambio de apoyar a ese sector y “oponerse a cualquier legislación en la capital de Springfield que sea adversa a los intereses de la industria de las cámaras de luz roja”.

La FBI anteriormente también informó que en la casa de Sandoval, situada en el barrio Gage Park de Chicago, los agentes encontraron $9,720 dólares.

Relacionado: Violencia, inseguridad y corrupción, los mayores males de México, afirma Iglesia

De ser encontrado culpable de este cargo, Sandoval podría recibir una condena de diez años en una prisión federal, se anunció.

Bajo en el otro cargo, el de fraude en los impuestos, a Sandoval se le acusó de no declarar el monto total de sus ingresos durante 2017. Sandoval declaró que sus ingresos fueron de $125,905 dólares en ese año, aunque, según los cargos, “el acusado sabía que sus ingresos totales durante ese año excedían sustancialmente esa cantidad”.

De ser encontrado culpable de este cargo, el exsenador enfrenta una multa de $10,000 dólares y tres años de prisión.

El 1 de enero, cuando su renuncia fue efectiva, su puesto fue ocupado por la exrepresentante estatal Celina Villanueva, también hispana.

El caso de Sandoval, quien nació en el barrio de Las Empacadoras de padres de los estados de Guanajuato y de Michoacán, México, es parte de una investigación federal más amplia que está indagando si varios alcaldes y funcionarios de varios suburbios recibieron dinero a cambio de apoyar a la compañía de cámaras de luz roja SafeSpeed.

En respuesta a este escándalo, la contralora del estado, la hispana Susana Mendoza, anunció recientemente que su oficina no ayudará a las municipalidades a colectar las multas mientras dure la investigación federal.

El presidente del Senado Don Harmon, del suburbio de Oak Park, Illinois, dijo este lunes a la prensa que el caso de Sandoval y otros políticos que son investigados presenta un reto para restaurar la confianza del público en sus políticos.

“La imagen desgarradora de los agentes federales que llevaban cajas de la oficina del Capitolio del exsenador Sandoval fue una vergüenza para todos los que tomamos en serio el servicio público”, dijo Harmon.