Fiscal general Letitia James demanda a Trump por prohibir ‘Global Entry’ en NY

Insisten que la decisión del Gobierno federal fue en ‘venganza’ contra la ley de licencias de conducir
Fiscal general Letitia James demanda a Trump por prohibir ‘Global Entry’ en NY
El programa ‘Global Entry’ permite a los viajeros entrar al país sin pasar por los puntos de control de inmigración.
Foto: cbp.gov

Tal y como lo anunció el pasado viernes el gobernador Andrew Cuomo, este lunes la fiscal general de estado Letitia James presentó oficialmente una demanda en contra de la Administración Trump, por prohibir a los neoyorquinos el derecho de usar el programa ‘Global Entry’, que permite a los viajeros entrar al país sin tener que pasar por los puntos de control de inmigración.

Las autoridades neoyorquinas aseguran que la decisión del Gobierno Federal de suspender en Nueva York el Programa de Viajero de Confianza, fue en ‘venganza’ contra la ley de licencias de conducir aprobada por la Legislatura estatal en Albany el año pasado.

“Los neoyorquinos no serán tomados como rehenes por la intención de esta Administración de restringir los derechos soberanos de los estados, mientras que simultáneamente promulga políticas discriminatorias en todo el país”, dijo James, agregando que este lunes “estamos presentando una demanda para evitar que el Presidente y su Administración castiguen a Nueva York por aprobar sus propias leyes”.

La Fiscal General presentó la demanda específicamente en contra del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), y en ella asegura que la nueva política de la Administración Trump “no solo impacta negativamente a los viajeros, los trabajadores, el comercio y nuestra economía, sino que también pone en peligro la seguridad pública. Nadie debería usar la seguridad de nuestra nación como arma política, y mucho menos el Presidente”.

Los líderes neoyorquinos catalogaron la decisión del DHS como una clara “extorsión” y una “venganza” por la aprobación el año pasado en Nueva York de la Ley ‘Green Light’ (luz verde) que permite a inmigrantes indocumentados aplicar por una licencia de conducir, a la vez que bloquea que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) pueda acceder a los registros con la información de los que aplican en el Departamento de Vehículos y Motor (DMV).

“No comprometeremos nuestros valores ni retrocederemos cuando el Gobierno federal continúe atacando injusta e ilegalmente a Nueva York”, dijo el gobernador Cuomo. “Hay más de una docena de estados, incluidos los estados rojos (republicanos), con leyes similares, pero el presidente Trump y sus facilitadores apuntan una vez más a la economía de Nueva York de una manera que no solo provoca inconvenientes a los viajeros, sino que también crea problemas de seguridad muy reales. No se equivoque, estamos luchando y utilizaremos todas las herramientas disponibles para hacerlo ”.