Nueva York demanda a Trump por su ‘venganza’ contra la ley de licencias de conducir

Gobernador Cuomo asegura que la cancelación del programa ‘Global Entry’ es una represalia del Gobierno federal
Nueva York demanda a Trump por su ‘venganza’ contra la ley de licencias de conducir
Desde la entrada en vigor de la ley, miles de indocumentados en Nueva York han aplicado por una licencia.
Foto: Fernando Martínez / Cortesía

“Creemos que a las personas indocumentadas en este estado se les debe permitir tener una licencia de conducir”. Ese fue el fuerte mensaje que este viernes le envió el gobernador Andrew Cuomo a la Administración Trump, al anunciar una demanda contra el Gobierno federal para contrarrestar la prohibición impuesta a los neoyorquinos para usar el Programa de Viajero de Confianza que incluye el sistema ‘Global Entry’.

Varios líderes de neoyorquinos catalogaron la decisión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), como una clara “extorsión” y una “venganza” por la aprobación el año pasado en Nueva York de la Ley ‘Green Light’ (luz verde) que permite a inmigrantes indocumentados aplicar por una licencia de conducir, a la vez que bloquea que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) pueda acceder a los registros con la información de los que aplican en el Departamento de Vehículos y Motor (DMV).

“Se supone que hay una línea entre la política y el Gobierno. Se supone que no se debe usar al Gobierno como una herramienta política… No puedes usar el Gobierno para elaborar una política arbitraria que lastime a cientos de miles de neoyorquinos para exponer tu punto político”, dijo Cuomo al anunciar la querella judicial: “Nosotros vamos a demandar al Gobierno federal por esta intrusión política gubernamental, esta táctica política de mano dura que una vez más perjudica a los neoyorquinos”.

Para explicar que la prohibición impuesta por “motivos políticos” de la Administración Trump es una represalia directa por la Ley de Luz Verde de Nueva York, y puso como ejemplo que otros 13 estados y el Distrito de Columbia han aprobado legislaciones similares, pero Nueva York es el único estado que ha sido objeto de represalias por parte del DHS.

La demanda contra el Gobierno Federal será presentada por la fiscal general del estado Letitia James, quien argumentará, según explicó la Gobernación en un comunicado, que el Departamento Seguridad Nacional violó la inmunidad soberana de Nueva York, al no brindar a los residentes de este estado la misma protección que al resto, y está actuando de manera arbitraria y caprichosa al negar los derechos y privilegios de todos los neoyorquinos. James ya ha estado defendiendo a la legislación de licencias en otras querellas legales que se han presentado contra la Ley ‘Green Light’.

“Esta es una retaliación política, simple y llanamente, y aunque el Presidente quiera castigar a Nueva York por hacer frente a sus políticas xenófobas, no retrocederemos”, dijo la Fiscal General.

“Planeamos emprender acciones legales y demandar a la Administración Trump por su ataque injusto a los residentes del estado de Nueva York. Esta nueva política tendrá un impacto negativo en los viajeros, los trabajadores, el comercio y nuestra economía, por lo que lucharemos contra la cruzada miope del Presidente contra su antigua casa. No permitiremos que los neoyorquinos sean atacados o intimidados por un matón autoritario”, exclamó James.

El programa del ‘Global Entry’ permite a los viajeros a registrarse por adelantado con las autoridades y participar de un sistema de pre-chequeo, que les da un ‘visto bueno’ del DHS, y con eso se agiliza su entrada al país en aeropuertos y otros puntos de la frontera sin tener que pasar por los puntos de control de Inmigración.