Vecinos en Jackson Heights buscan frenar plan de cambio de rutas de buses en Queens

La idea de la MTA de eliminar las rutas Q49, Q33 y Q32 que prestan servicio desde la estación del Subway 74 St, Rooselvelt Av, genera preocupación en usuarios y funcionarios electos
Vecinos en Jackson Heights buscan frenar plan de cambio de rutas de buses en Queens
Líderes electos se unen a las críticas por eliminación de rutas
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Si la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA) aprueba, tal como está concebido, el ambicioso nuevo plan de modificación de las rutas de autobuses de todo el condado de Queens, la ama de casa mexicana Fernanda González, quien toma todos los días alguna unidad de la ruta Q33 desde la estación 74 St. Rooselvet, en Jackson Heights, no tendrá más alternativas que caminar por lo menos 30 minutos.

Pero, para el constructor hondureño José Gilo, residente de Bayside, los cambios propuestos significarían una buena noticia, pues el mismo plan adiciona la ruta QT36 que evitaría que camine 25 minutos a la parada de bus más cercana desde su casa.

A un mes de conocerse el extenso borrador de cambios de la MTA, el primero en 100 años y que está siendo sometido a consulta pública en todos los vecindarios del extenso condado neoyorquino, uno de los puntos que ha encontrado una oposición casi extrema, ha sido la idea de eliminar las rutas Q49, Q33 y Q32.

El Q32 actualmente corre de este a oeste, desde la estación del Subway 74th Street hasta la calle 82, a lo largo de la avenida Roosevelt. La ruta Q33 presta servicio hacia el este, hasta la calle 83 a lo largo de la misma avenida. Las unidades de la ruta Q49 transitan hacia el este, a lo largo de avenida 35. 

“El problema es que no nos dan alternativas. Yo tengo que traer a las dos niñas a la escuela aquí en Jackson Heights. En este invierno, por ejemplo, cómo le hacemos para caminar hasta Ditmars bulevar, donde vivo”, se preguntó González.

La madre inmigrante cuenta, mientras espera la unidad de transporte, que en algunas ocasiones, cuando han existido fallas en el servicio, ha tenido que pagar un taxi, que desde la estación hasta su casa, cuesta un promedio de $15 dólares.

Fernando González: si eliminan esta ruta no tendré otra opción que caminar.

Bloqueo en Jackson Heights

Casi al día siguiente de la aparición del borrador de estos cambios, vecinos de Jackson Heights se movilizaron para bloquearlos.

Rachel Knopf, una residente de ese vecindario inició una cruzada contra la propuesta de la MTA, creando un proceso digital de recolección de firmas de rechazo, que ya esta semana había alcanzado 3,723 registros.

“Este rediseño creará inequidad en nuestro vecindario y dejará a las poblaciones vulnerables varadas, incapaces de acceder al tren. La comunidad de Jackson Heights exige que se reconsidere el rediseño de la ruta de autobuses de Queens”, especifica la solicitud.

La colombiana Ceneida Agudelo, sufriría en carne propia los cambios puestos el pasado 31 de diciembre. La jubilada tiene 29 años utilizando las rutas Q33 y Q49, para movilizarse desde Jackson Heights hasta East Elmhurst. Explica que en su caso, sería terrible.

“Toma en cuenta que para personas mayores como yo, que además ya tenemos problemas en las piernas para desenvolvernos, esta estación aquí en la Rooselvet tiene una ventaja, y es que tiene ascensor. En las otras estaciones, tienes que subir y bajar escaleras”, comentó Agudelo.

La señora Agudelo cuestiona que eliminen la ruta desde la única estación cercana con ascensor.

“Un plan que complica el transporte” 

Ya 15 miembros del Concejo Muncipal, que representan a este condado, expresaron su preocupación por el plan.

El concejal Danny Dromm, de Jackson Heights, criticó el modelo de cambios que pretende aplicar la MTA en esa localidad: “Se trata de un plan, que en vez de mejorar la calidad de vida de nuestros residentes, la complica”.

También el concejal Francisco Moya, representante de Corona, advirtió que es absurdo pretender aumentar la cantidad de pasajeros, mediante la reducción del servicio.

“Es la lógica de alguien que tira sus medicamentos, para curar una enfermedad”, comparó.

Ydanis Rodríguez, quien preside la Comisión de Transporte del Concejo, anunció que en las próximas semanas miembros de la junta directiva de la MTA serán citados a una audiencia pública, para que expliquen más en profundidad los cambios.

“Solo vamos a aceptar que acerquemos rutas de autobuses, a los llamados desiertos del transporte, pero eso no puede significar afectar o modificar rutas que son vitales para la comunidad, especialmente para la clase trabajadora, los discapacitados y los ancianos”, puntualizó Rodríguez.

Entre tanto, el asambleísta Michael DenDekker, manifestó su preocupación acerca de la posibillidad de cortar cualquier servicio de autobús en Jackson Heights.

“Preferiría escuchar que la MTA está agregando más autobuses a las líneas existentes, para aliviar el hacinamiento. De todo el plan es insólito eliminar la ruta Q49, eso cortaría el acceso a la estación 74th Street Roosevelt Avenue, que es un importante centro de tránsito y la única estación del Subway en toda el área con ascensores”, dijo a medios locales.

Otras rutas de la discordia: Q18 y Q39

A medida que avanzan las consultas, aumenta la resistencia al plan. El senador estatal, Michael Gianaris rechazó el nuevo dibujo de la red de autobuses de Queens, uniéndose a una creciente lista de legisladores que han expresado su oposición a algunas partes de la propuesta.

Gianaris señaló tres fallas principales con el plan: menos paradas de autobús a lo largo de cada ruta, rutas complejas que obligarían a los pasajeros a tener que transferir autobuses, así como un servicio reducido hacia áreas de interés en Astoria y Long Island City.

El senador señaló específicamente las líneas de autobús Q18 y Q39, que bajo el plan dado a conocer por la autoridad de transporte, se combinarían en una ruta central: la QT80

El Q18 y el Q39 actualmente conectan Astoria y Long Island City con Ridgewood.

Aunque la proyectada ruta QT80 se extendería entre Astoria y Ridgewood, esta opción haría más difícil la movilización para los pasajeros de Long Island City.

La propuesta obligaría a los residentes que viajan entre Ridgewood y Long Island City a realizar transferencias innecesarias, que no son requeridas por la red actual.

“Por ejemplo, los pasajeros actuales de Ridgewood a Long Island City en la Q39 ahora deberán transferirse de la QT80 propuesta a la QT60, cerca de una vía rápida”, señaló Gianaris.

Gianaris también criticó el diseño por incluir mayores distancias entre paradas, para todas las rutas, en todo el condado, que incluye el QT80.

“Esto perjudica especialmente a quienes confían en el tránsito del autobús, como una necesidad y que se verían afectados negativamente por caminar y exponerse a las inclemencias del tiempo, incluida la lluvia, el viento, la nieve y el frío, como personas mayores y padres con niños pequeños o enfermos”, concluyó el legislador.

La eliminación de tres rutas de buses en Jackson Heights es un punto rechazado por líderes electos de la Gran Manzana.

MTA: Plan revisado será aplicado en 2021

La MTA indicó en su propuesta, que planea renovar todo el sistema de autobuses para mejorar la confiabilidad del servicio, las velocidades de los autobuses y las conexiones de ruta.

“Las nuevas rutas se alinean mejor con los patrones de viaje de los clientes, la demanda de pasajeros y las condiciones del tráfico en Queens”, indicó la agencia.

La idea de modernizar el sistema de buses en Queens, en donde el 11% de su población depende de estos medios de transporte, está siendo sometida a audiencias públicas.

Aunque no ha pasado la prueba inicial, por ciertas repercusiones en el oeste de este condado, ha sido bien acogido en vecindarios del este ubicados en los denominados “desiertos del transporte”, en donde la accesibilidad al Subway y los buses es limitada.

“Una cosa piensa la gente de Corona, Astoria, Jackson Heights, Long Island City, Sunnyside y otras muy distinta es la reacción de comunidades como Rosedale, BayPark, Queens Village y Jamaica, grandes vecindarios relativamente aislados que esta estrategia les acerca, sin dudas, al sistema de transporte”, dijo una fuente de la MTA a El Diario. 

Se calcula que luego del primer trimestre de 2020, se tendrá el primer boceto con correcciones, luego el plan final será presentado a los funcionarios electos, la junta del distrito y las juntas comunitarias y otras partes interesadas.

Su implementación definitiva se tiene prevista para el 2021.

El rechazado plan de MTA en Jackson Heights:

  • El plan requiere que tres líneas de autobuses sean reemplazadas por cuatro nuevas líneas.
  • Según la propuesta, el Q49 será reemplazado por dos nuevas rutas: el QT 74 y el QT 83.
  • El QT 74 correrá de norte a sur, desde Ditmars Boulevard / Grand Central Parkway hasta Elmhurst Hospital.
  • El QT 83 operará entre Elmhurst / Woodhaven Boulevard y Howard Beach / Avenida 156.
  • El Q33 se convertirá en el QT75, que se extenderá desde 42nd Street / Bryant Park en Manhattan hasta Broadway / Northern Boulevard en Astoria.
  • El Q32 será reemplazado por el QT10, que correrá de norte a sur por la calle 82 desde el aeropuerto La Guardia hasta el bulevar Queens / 62nd Avenue.

En cifras

  • 52% de los residentes de Queens dependen del sistema de transporte público para movilizarse.
  • 56,5% de la población de Jackson Heights es de origen hispano.
  • 689,702 pasajeros entre lunes y viernes usan en promedio los buses de Queens.
  • 15% de los residentes de Queens y usuarios del transporte público son personas mayores y aproximadamente cinco por ciento son personas con discapacidad.
  • 20 de las 81 estaciones de metro, en este condado, tienen elementos de accesibilidad a discapacitados.
  • 250 ideas específicas para resolver nudos de transporte, en el sistema de buses, tiene la propuesta de la MTA.

Participa en consultas comunitarias

Si vives en Queens y quieres saber el cronograma de las asambleas comunitarias, en donde se discute el impacto de los cambios de la ruta de los buses en tu vecindario visita: https://new.mta.info/queensbusredesign