Lo primero que ha hecho la mujer latina, sentenciada a 35 años, al salir en libertad tras el perdón de Trump

La mujer fue condenada a 35 años por 24 cargos, entre ellos fraude a la atención médica y lavado de dinero
Lo primero que ha hecho la mujer latina, sentenciada a 35 años, al salir en libertad tras el perdón de Trump
La mujer acudió a un Dunkin Donuts durante las primeras horas en libertad.
Foto: Cortesía

Una mujer del sur de Florida condenada en un plan de fraude contra el Medicare de $205 millones se encuentra entre los 11 reclusos federales de todo el país a los Donald Trump les ha concedido clemencia.

Trump conmutó la sentencia de Judith Negron el martes.

Su esposo, Héctor Negron, sentó a sus dos hijos adolescentes y les dio la noticia. “Tengo las mejores noticias del mundo este momento. Mami viene a casa”, dijo, según recoge la agencia AP.

Lo primero que ha hecho la mujer al vivir sus primeras horas en libertad ha sido ir a un Dunkin Donuts.

Te puede interesar: Intentó estrangular a un perro frente a unos turistas en Miami Beach, ahora está en la cárcel

“Estoy agradecido con Trump por devolverme la vida. Estoy en deuda con él por el resto de mi vida porque me devolvió a mi familia”, agregó.

Judith Negron, de 48 años, había cumplido ocho años en una prisión federal en el centro de Florida. Su familia dijo que estaban esperando saber cuándo la liberarían del Complejo Correccional Federal de Coleman.

Fue condenada en 2011 a 35 años de prisión por 24 cargos de conspiración, fraude a la atención médica y lavado de dinero, entre otros cargos.

Los fiscales federales dijeron que ella y dos acusados llevaron a cabo un plan de fraude contra el Medicare de $205 millones en el sur de la Florida. Las autoridades dijeron que pagaron sobornos a los propietarios y operadores de instalaciones de vivienda asistida a cambio de entregar pacientes no elegibles a sus instalaciones de salud mental.

Te puede interesar: Detectan meningitis en cárcel de Inmigración en Miami

Un juez federal ordenó a Negron y a otros a pagar $87 millones en restitución.

Héctor Negron dijo que un abogado de clemencia puso el caso de su esposa en el radar del presidente. Fue notificado sobre la decisión de Trump por la ex fiscal general de Florida Pam Bondi, que ahora trabaja en la Casa Blanca.

Yamila Cruz Estrada gritó y lloró cuando descubrió que su hermana volvía a casa. “Estamos llenos de felicidad y gratitud. Esperábamos que llegara este momento, pero no sabíamos cuándo”, dijo Cruz.

Te puede interesar: 15 años de cárcel en Nueva York para ex candidato presidencial de Guatemala por narcotráfico con cartel mexicano

Mientras estaba en prisión, Judith Negron había ayudado a otros reclusos que tenían hijos y probablemente querrá continuar con ese trabajo una vez que sea liberada.

“Estamos muy agradecidos con todos los que nos han ayudado, pero particularmente con el presidente Trump. Él leyó nuestras cartas y respondió nuestras oraciones. Nunca sabrá cuánto nos ha impactado”, subrayó.