Policías encubiertos se dejaron tocar el pene y destaparon una red de prostitución en Miami

Los detenidos están acusados de varios delitos y ahora deberán hacer frente a los cargos que les imputan

Yaoying Lin y Clifford Oxios tienen ambos 52 años.
Yaoying Lin y Clifford Oxios tienen ambos 52 años.
Foto: Miami-Dade Corrections / Cortesía

Una pareja se enfrenta a serios cargos después de ser arrestados después de una investigación conjunta entre la Oficina del Fiscal del Estado en el condado de Miami-Dade y el Departamento de Policía de Miami-Dade en un negocio que, según las autoridades, se conoce como “Good Massage” (Buen Masaje), pero se anuncia como “Asian Massage” (Masaje de Asia).

El salón está ubicado en el 7337 SW 107th Ave. Yaoying Lin y Clifford Oxios, ambos de 52 años, enfrentan cargos relacionados con la prostitución, así como cargos de crimen organizado y lavado de dinero.

Te puede interesar: Un masajista de Miami tocó las partes íntimas de una mujer porque “creía que a ella le gustaba”

“Tener un negocio que actúe como un burdel activo, que opera en un centro comercial local rodeado de comerciantes y familias, es una preocupación seria para cualquier residente de esta comunidad”, dijo la fiscal estatal Katherine Fernández Rundle en un comunicado. “Me alegra que la policía de Miami-Dade y mis fiscales hayan podido cerrar esta supuesta empresa criminal”.

Según un comunicado de prensa de la oficina del fiscal estatal, “Good Massage” fue el objetivo de cuatro operaciones encubiertas en el sitio.

Según el comunicado de prensa, los empleados ofrecían servicios sexuales a oficiales encubiertos a cambio de un pago adicional y acariciaban los genitales de los oficiales.

Te puede interesar: Un policía de Florida se daba masajes desnudo y se dejaba tocar el pene para luego arrestar a las mujeres

Las órdenes de allanamiento ejecutadas y los dispositivos de seguimiento autorizados por el tribunal proporcionaron información adicional y evidencia que incluía $260 mil en efectivo y cuentas bancarias a través de las cuales se pasaron $1,5 millones en efectivo y cargos de tarjeta de crédito en el transcurso de la operación comercial”, según decía el comunicado de prensa.

Lin y Oxios están acusados de varios delitos, entre ellos el de crimen organizado, conspiración para cometer crimen organizado, práctica de masaje sin licencia, lavado de dinero y prostitución.

“La actividad criminal, como en este caso, afecta negativamente a nuestros vecindarios y comunidades comerciales. Estoy agradecido por nuestra asociación con la Oficina del Fiscal del Estado de Miami-Dade que nos ayuda a investigar y enjuiciar a aquellos cuyas acciones alteran la calidad de vida de nuestros residentes y visitantes”, dejo el director de la policía de Miami-Dade, Alfredo Ramírez, en un comunicado.