Verizon, FedEx y Coca-Cola son las compañías que más obstruyen el tránsito en Nueva York

Atentan contra los planes de MTA de subir las velocidades de los buses ante la caída del número de usuarios
Verizon, FedEx y Coca-Cola son las compañías que más obstruyen el tránsito en Nueva York
Los buses tienen carriles propios, pero no todos los respetan
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA / Cortesía

Verizon es la compañía más culpable de bloquear las líneas exclusivas de autobuses en Manhattan en los últimos meses, algo que la nueva jefe de NYC Transit, Sarah Feinberg, está decidida a combatir.

Las nuevas cámaras dentro de los buses de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) captaron a los vehículos de Verizon obstruyendo 235 veces la ruta M15 en las avenidas 1era y 2da entre el 7 de octubre y el 14 de febrero, según datos compartidos con New York Post.

Entre esas fechas, conductores de Verizon recibieron 106 citas y 129 advertencias.

“Las numerosas violaciones de Verizon de las restricciones del carril de autobuses son simplemente inaceptables”, escribió Feinberg en una carta a la compañía de comunicaciones ayer, en su primer día de trabajo.

“El incumplimiento de las restricciones del carril de autobuses de la ciudad impacta negativamente a los pasajeros (…) y los esfuerzos de la MTA para atenderlos mejor”, continuó.

“Tenemos la intención de mantener al público en circulación informado mensualmente sobre los peores infractores de las restricciones del carril del autobús”, escribió en la carta.

Otras firmas que recibirán cartas de Feinberg incluyen a FedEx, el segundo bloqueador de carriles de autobuses, cuyos conductores obtuvieron 75 advertencias y 80 citaciones en ese mismo período.

Enterprise, Charter Communications y Liberty Coca-Cola completaron los cinco principales infractores con 135, 110 y 100 advertencias y citas, respectivamente.

Hasta el 14 de febrero, MTA y la ciudad emitieron 10.441 violaciones de carriles de autobuses a lo largo de la ruta M15. De ellos, 3.890 fueron a conductores comerciales.

Pero las multas cuestan un máximo de $250 dólares, algo de poco impacto para las grandes empresas que recibirán cartas de Feinberg.

La MTA comenzó a grabar a los conductores usando cámaras instaladas en la parte delantera de los autobuses el 7 de octubre, gracias a la legislación estatal que eliminó todas las restricciones sobre la tecnología, que ahora se puede usar en cualquiera de las 140 millas de carriles de buses de la ciudad.

Las cámaras son una pieza clave del esfuerzo múltiple de la MTA para revivir el sistema de autobuses de Nueva York, que ha causado hemorragias en los pasajeros en los últimos años debido a las velocidades más lentas de la nación.

El desplazamiento de los autobuses han aumentado ligeramente desde que la ciudad y la MTA encendieron las cámaras: 1,2% en la ruta M15 y 4,3% en la avenida Nostrand de Brooklyn.

Feinberg, un ex funcionaria de transporte del gobierno federal de Barack Obama, ha sido miembro de la junta de la MTA desde que el gobernador Andrew Cuomo la nombró en febrero de 2019.

Un portavoz de Verizon argumentó que las cuadrillas que trabajan para mantener redes en la ciudad necesitan acceso a pozos de registro que a veces se encuentran en carriles de autobuses.

“Lograr un equilibrio adecuado entre el acceso a nuestros equipos y garantizar una interrupción mínima del transporte público es algo a lo que prestamos mucha atención”, dijo el vocero David Weissmann en un comunicado, el lunes.