‘March Sadness’: el coronavirus enfermó al deporte, pero a estos miles de atletas realmente les rompió el corazón

La decisión de la NCAA ante la crisis ha sido la más extrema en los deportes
‘March Sadness’: el coronavirus enfermó al deporte, pero a estos miles de atletas realmente les rompió el corazón
Una cancha es desmantelada en Nueva York tras el anuncio de la NCAA.
Foto: Mike Stobe / Getty Images

¿Se imaginan si debido al coronavirus ya no se jugara el resto de la Champions League o la recta final de La Liga española?

¿Qué tal si la pandemia del COVID-19 diera por finalizada la campaña de la NBA sin siquiera llegar a los playoffs?

Pues bueno, eso es justo lo que ha sucedido en Estados Unidos con el deporte universitario luego de que la NCAA, el órgano que gobierna el deporte colegial, cancelara el jueves todas sus competencias vigentes.

Hablemos de medidas extremas.

Miles y miles de atletas universitarios de deportes de invierno y primavera vieron terminada de manera tajante sus actividades por la decisión de la NCAA dirigida a evitar poner en riesgo la salud de todos los involucrados y el público en general.

La medida es devastadora para muchos atletas, especialmente los que terminan su elegibilidad, y para las comunidades universitarias a lo largo y ancho del país, pero el deporte cuya cancelación provoca el mayor impacto es el baloncesto.

Este domingo se iba a llevar a cabo la selección de los 68 equipos de hombres y el lunes la de los 64 conjuntos de mujeres para los torneos finales de baloncesto. En vez de eso, innumerables atletas y sus familias vieron robados sus sueños de ser parte de la famosa “Locura de Marzo”.

El “March Madness” se convirtió en “March Sadness”, y no solo en los campus universitarios, sino a nivel nacional, porque si existe un evento deportivo en Estados Unidos que realmente captura el interés del publico durante varias semanas, es el torneo de baloncesto varonil.

Adiós a los “pools” con los amigos y los compañeros de oficina. Adiós a los “brackets” en los websites donde cada año participan millones de personas. Y adiós a los “parlays” en Las Vegas. La Ciudad del Juego se queda desierta en un mes que normalmente es eso, una locura.

Scott Van Pelt, conductor del programa SportsCenter de ESPN, tuvo un buen gesto al intentar honrar a los atletas que han visto terminada su carrera colegial y contar sus historias en el show de TV más visto de los deportes en el país.

Cuando la NCAA anunció su drástica decisión al día siguiente de que la NBA suspendió su temporada, y horas después de que otras ligas deportivas también detuvieron actividades, la incredulidad se apoderó de muchos aficionados, que pedían mantener viva la posibilidad de que se realizara el torneo de baśquet dentro de algunas semanas, tal vez en el mes de mayo.

“Nosotros teníamos la realidad de que si inicias un torneo dentro de seis semanas, muchos de nuestros estudiantes y nuestros ‘seniors’ (estudiantes de último año) ya habrán dado sus siguientes pasos”, dijo Mark Emmert, presidente de la NCAA. “Y cuando ves las proyecciones de dónde estará el virus en seis semanas, (el panorama) se ve peor, no mejor”.

La decisión es sensata y entendible, pero no por eso deja de ser la más devastadora para los deportes del país en la actual crisis.

TE PUEDE INTERESAR:

Estrella de la NBA con coronavirus se disculpa por actuar como un tonto

Charles Barkley podría tener coronavirus y un equipo de MLB se pone nervioso