La improbable teoría de que el coronavirus es un arma biológica creada por Estados Unidos

China, Irán y Rusia acusan a Administración estadounidense
La improbable teoría de que el coronavirus es un arma biológica creada por Estados Unidos
No hay pruebas que confirmen que el covid-19 es un arma biológica.
Foto: THOMAS SAMSON / AFP / Getty Images

El comportamiento del coronavirus, como contagiar con menor agresividad a menores de edad, ha desatado teorías de conspiración que siguen circulando en redes sociales, pero también autoridades de China, Irán y Rusia se han sumado a difundir dicha información.

El 12 de marzo, Lijian Zhao, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, publicó un video donde de Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sugiere que algunos estadounidenses que murieron de gripe en realidad podrían haber fallecido por culpa del COVID-19.

“¿Cuándo comenzó el paciente cero en los Estados Unidos? ¿Cuántas personas están infectadas?”, preguntó Zhao en Twitter. “¿Cuáles son los nombres de los hospitales? Podría ser el Ejército de los EEUU el que trajo la epidemia a Wuhan? ¡Sé transparente! ¡Haz públicos tus datos!”.

La historia fue retomada por varios medios, incluido The New York Times y Business Insider, pero impulsada también en otras regiones, como Rusia e Irán. El primero con apenas 59 casos, mientras el segundo es uno de los epicentros con más de 12,000 infectados y casi 3,000 muertes.

La afirmación generó una llamada de atención del Departamento de Estado, liderado por Mike Pompeo, al convocar el viernes pasado al embajador chino en los Estados Unidos para protestar contra los comentarios de Beijing.

David Stillwell, el principal diplomático de Estados Unidos para Asia Oriental, entregó una “representación severa” al embajador chino, Cui Tiankai, reportó Reuters.

“Difundir teorías de conspiración es peligroso y ridículo. Queríamos avisar al gobierno de que no lo toleraremos por el bien del pueblo chino y del mundo”, dijo un funcionario estadounidense a la agencia.

La portavoz del Departamento de Defensa, Alyssa Farah, también criticó la difusión de la teoría, calificándola de “falsa” y “absurda”, además de afirmar que era “propaganda china”.

Irán ha retomado la teoría, incluso su medio en español HispanTV ha difundio la información a través de un video sobre las “sospechas” de que el coronavirus “es fruto de una guerra biológica” en contra de Irán y China, considerados dos enemigos de los Estados Unidos.

Uno de los cuestionamientos es que el presidente Donald Trump tiene “inmunidad” contra el virus y tanto él como sus funcionarios actúan como si no estuvieran en peligro.

“Trump, al contrario de recomendaciones, estrecha las manos y ridiculiza el virus”, indica el reporte, que señala que el mandatario no se había hecho una prueba, pero esa información fue previo a que la Casa Blanca informara que el republicano resultó negativo en el análisis por COVID-19.

El video también afirma que el presidente Trump se reunió con el mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, quien habría resultado positivo en su prueba de coronavirus, algo que el brasileño negó en Twitter.

Políticos rusos también se han pronunciado al respecto, fortaleciendo la hipótesis de una “guerra biológica”.

El líder del Partido Liberal Demócrata, Vladimir Zhirinovsky, aseguró que el virus pudo haberse producido en un laboratorio estadounidense en las fronteras entre Rusia y China, aunque no hay pruebas sobre sus afirmaciones.

En medio de esas teorías, la Administración Trump declaró emergencia nacional por casi 3,000 contagiados con el virus y 57 muertos en todo el país. Ciudades como Nueva York lucen desiertas ante la alerta de cuarentena, mientras el Congreso busca aprobar más ayudas para apoyar a personas afectadas por el COVID-19.