¿De cuánto será el cheque del Estado? Congreso y Tesoro aún lo negocian

Las negociaciones son fluidas y el Tesoro aboga por dos cheques de $1,000 por adulto y $500 por niño
¿De cuánto será el cheque del Estado? Congreso y Tesoro aún lo negocian
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro.
Foto: MICHAEL REYNOLDS / EFE

Las negociaciones están en marcha para proveer un estímulo fiscal histórico a hogares y empresas en EEUU para ayudar a combatir los efectos económicos y sociales del coronavirus.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha dicho en Fox News que el Gobierno quiere hacer llegar dos oleadas de cheques a las familias. El primero sería de $1,000 por adulto y $500 por hijo, lo que significa que una pareja con dos hijos recibirían $3,000 en abril y otros $3,000 en mayo si la emergencia nacional se mantiene.

Mnuchin está negociando en el Congreso que esos cheques excluyan a los hogares con elevados recursos y que empiecen a emitirse en tres semanas. El borrador de dos hojas que hizo circular el miércoles el departamento del Tesoro hacía notar que la cantidad depositada o en cheque dependería del nivel de ingresos.

Los detalles se negocian porque los senadores republicanos objetan parte de este plan. Su propuesta pasa por una nueva rebaja de impuestos a las corporaciones, y préstamos millonarios a grandes y pequeñas empresas. Para los hogares están de acuerdo en mandar cheques pero de $1,200 a cada contribuyente.

Serian $2,400 por pareja y $500 más por cada hijo pero la cantidad se irá reduciendo conforme a los ingresos que se tengan. A partir de $75,000  anuales en el caso de contribuyentes individuales y $150,000 en casos de declaraciones conjuntas.

A partir de ingresos de $99,000 anuales no llega el cheque ni tampoco a las parejas con ingresos de $198,000. Esto se calculará conforme a los impuestos presentados en 2018.

Quienes casi no tengan ingresos o tengan muy pocos tendrán un cheque sustancialmente menor: $600 individualmente, y $1,200 por pareja.

La propuesta conservadora también pasa por limitar el número de días pagados por enfermedad a los trabajadores.

La Administración ha renunciado en este momento a la eliminación temporal del impuesto a las nóminas, payroll tax, que beneficiaría solo a quien tiene una y es clave para la financiación de programas como el seguro social y el Medicare.

Mientras el coronavirus empieza a afectar a los primeros congresistas, los legisladores están apurando las negociaciones para dar luz verde a esta fase crítica de estímulo fiscal. El paquete de medidas es el más importante desde que en 2008 Barack Obama tuviera que dar un fuerte empujón a la economía con intervención estatal.

El costo de este estímulo puede rondar los $1.3 billones ($1.3 trillion) de los que medio billón corresponderían a este depósito a las familias y el resto ayudas a empresas entre otras necesidades.

Pese a ello, la mayor parte de los analistas creen que la recesión es un hecho. Es algo que tarda meses en verificarse oficialmente pero la mayor parte de los analistas creen que la caída del PIB puede ser de más del 2.5% en este trimestre. La esperanza es que cuando se normalice la situación, el engranaje económico pueda volver a funcionar y se supere la crisis con una relativa rapidez.

Deuda de estudiantes

Los senadores demócratas a Chuck Schumer, Patty Murray, Sherrod Brown y Elizabeth Warren han presentado una propuesta de ayuda a un grupo muy vulnerable: los estudiantes con deudas.

Si su situación era ya complicada antes de la crisis del coronavirus en este momento lo es mucho más debido a la crisis de ingresos. El plan de estos senadores es que haya una cancelación inmediata de los pagos mensuales durante la crisis y la cancelación de $10,000 de ellas. 

La directora del Center for Responsible Lending, Ashley Harrington, explicaba que esta medida es crítica “si queremos dar una ayuda para personas endeudadas que están muy impactadas por esta epidemia”

Harrington estima que 29 millones de personas verán su deuda significativamente reducida con la cancelación de $10,000. “La cantidad de deuda estudiantil y el número de los individuos que la tienen es un riesgo significativo para la seguridad económica del país”, explican desde esta organización.