Líderes electos de Nueva York se reinventan para atender de cerca la crisis causada por el coronavirus

El trabajo legislativo en el Concejo de NYC y en la Asamblea Estatal sigue con sus límites. Algunos concejales y asambleístas hispanos crean vías para conectarse con las comunidades más vulnerables, como es el caso de los ancianos

Asambleísta Catalina Cruz espera conocer un plan claro de alivio a los inmigrantes. (Foto: Cortesía)
Asambleísta Catalina Cruz espera conocer un plan claro de alivio a los inmigrantes. (Foto: Cortesía)
Foto: Suministrada / Cortesía

Funcionarios electos de Nueva York se encuentran en un laberinto. Por un lado, deben cumplir con las directrices de distanciamiento social, pero por otro deben buscar vías  para continuar con sus agendas al ritmo ascendente de las muertes y los contagios por coronavirus, en un momento histórico en donde las comunidades necesitan más acción, información y orientación.

En Queens, específicamente en los vecindarios de Corona, Elmhurst y Jackson Heights la asambleísta de origen colombiano, Catalina Cruz trata de reinventar el contacto comunitario, a través de medios digitales, para difundir información que en este momento de la epidemia puede ser vital.

“Los inmigrantes indocumentados o que estén en trámite de su residencia y reciban atención en el sistema hospitalario ante la emergencia del COVID-19 no deben temer que se afecte su caso por los efectos de la nueva regla de carga pública”, especifica uno de los boletines digitales que trata de ser difundido a la mayoría de los constituyentes de esos vecindarios, de gran presencia hispana y en donde el coronavirus no ha tenido pausa.

Allí, en el corazón latino del condado más afectado por el COVID-19 en la Gran Manzana, se hace un esfuerzo para que las comunidades más vulnerables no dejen de alimentarse.

“Continuamos estando acá para usted y su familia. Si usted necesita una comida gratuita, venga a nuestra oficina de 12:30 a 3:30 pm. Le pedimos que por favor nos llame al (718) 458-5367 para registrarse y así tener suficiente para todos. Continuaremos brindándole información clave para asegurarse que tenga los recursos necesarios durante este tiempo tan difícil. Mantengámonos saludables!” especifica la misiva firmada por Cruz, dirigida a miles de residentes de ese condado.

Concejal Ydanis Rodriguez habla del futuro del sistema de la venta del "Medallion" en el Istituto de Tegnologia en Manhattan.
Concejal Rodríguez: En esta crisis las comunidades necesitan a sus líderes de alguna forma cerca. /Archivo

Concejo Municipal sigue su trabajo

En el alto Manhattan y El Bronx, el concejal dominicano Ydanis Rodríguez asegura que la conexión con las comunidades y el trabajo legislativo no ha tenido interrupción, en estos tiempos de pandemia.

“Vivimos una terrible emergencia que obliga al distanciamiento social a los neoyorquinos, pero que requiere a la vez acciones que lleguen muy cerca a la gente. Las conexiones con organizaciones vecinales no han cesado ni un minuto. Por el contrario, en momentos en los cuales existe tanta incertidumbre, se ha tenido que doblar el esfuerzo de comunicación, por vías tecnológicas”, dijo Rodríguez.

El trabajo legislativo en el Concejo Municipal no está paralizado. De forma remota y usando la tecnología disponible, se avanzan en reuniones, en propuestas y seguimiento a leyes que alivien la crisis.

“El viernes pasado, introdujimos un anteproyecto que exhorta a la Ciudad, a crear una aplicación para teléfonos inteligentes que comparta información sobre los edificios en donde se han confirmado pacientes por COVID-19 o lamentablemente han muerto, o se encuentren personas vulnerables viviendo solas. Sería una herramienta muy útil de prevención para los residentes, para que se afinen barreras de seguridad para su salud”, citó Rodríguez.

Organizaciones comunitarias distribuyen alimentos a los ancianos de El Bronx. /Cortesía: Oficina Luis Sepúlveda

Prioridad: adultos mayores

En el distrito 32 de El Bronx, el más pobre de la ciudad de Nueva York, el asambleísta Luis Sepúlveda en interacción con coaliciones vecinales, desde la semana pasada inició el censo de los adultos mayores que viven solos y que podrían tener problemas para acceder a alimentos y medicamentos.

La meta es procurar alimentos y apelar a la participación comunitaria para llevar planes nutricionales a los más vulnerables.

Pero, además el legislador boricua se ha trazado otros objetivos en un segmento muy sensible en esta crisis de salud: atender a la población de la tercera edad, en las cárceles, en donde existe el riesgo que se registren brotes incontrolados.

“Estoy llamando al gobernador a revisar a todas las personas mayores y vulnerables encarceladas en Nueva York y que sea posible su liberación mediante libertad condicional médica, liberación temporal o clemencia”, explicó Sepúlveda.

Subrayó el legislador de El Bronx que hay casos confirmados de COVID-19 entre el personal de Rikers y Sing Sing, y una persona encarcelada en Rikers Island.

“Está claro que el tiempo es esencial y debemos actuar rápidamente para proteger al personal y a los internos  en los centros penitenciarios del estado de Nueva York. Estamos todos juntos en esto”, concluyó.

Voto a distancia en Albany

Una resolución del presidente de la Asamblea Estatal, Carl Heastie cambia temporalmente las reglas actuales por medio de las cual los legisladores tienen la posibilidad futura de votar de forma remota, durante el tiempo de la emergencia por el COVID-19.

Los miembros presentes en Albany que deseen votar en contra, deberán registrar sus votos presencialmente en la cámara.

“Esto permite que la Asamblea se adapte a los tiempos y circunstancias extraordinarias, a la vez que garantiza que todos sus miembros tengan la capacidad de participar, debatir y votar de manera segura”, dijo Heastie.

La resolución proporciona un marco para que los miembros participen en una sesión de forma remota a través de teleconferencias o videoconferencias.

“El proceso legislativo continuará siendo abierto para todos los neoyorquinos”, agregó el líder de la asamblea estatal.

Sin aprobarse el presupuesto

Este miércoles en la madrugada del 1 de abril, se vencía el plazo para que los legisladores neoyorquinos aprobaran el Presupuesto del Estado del presente año fiscal, sin embargo la crisis planteada por el coronavirus ha colocado esta discusión en en limbo. 

Esta demora empieza a traer sus consecuencias. Aproximadamente 120,000 empleados estatales en la nómina administrativa sufren un retraso en sus cheques de pago esta semana, pues los legisladores no obtienen fondos para cubrir los costos, según la Oficina del Contralor del estado.

Solo los empleados administrativos y los de las agencias estatales podrían enfrentar un retraso debido a cómo se desarrollaron las semanas calendario, dijo Jennifer Freeman, una portavoz de la oficina del contralor, a medios locales.

Los empleados en instituciones que incluyen cárceles y centros psiquiátricos, no se verían afectados porque tienen horarios de pago de la semana opuesta.